Global

Tienda tuvo que tirar millones en productos, una 'bromista' tosió sobre ellos

Tienda tuvo que tirar millones en productos, una 'bromista' tosió sobre ellos

"Hoy fue un día desafiante", se pudo leer este miércoles en el Facebook del supermercado.

Un supermercado localizado en Hanover, Pensilvania, tuvo que tirar a la basura mercancía valorada en más de 35,000 dólares, debido a que una mujer que entró a la tienda comenzó a a toser a propósito sobre varias secciones, incluyendo las carnes, verduras y la panadería. La policía fue contactada inmediatamente y el caso ha sido escalado a la oficina del fiscal de distrito.

Fasula dijo que el hecho ocurrió el 25 de marzo a las 2:20 PM en la sucursal ubicada en el municipio de Hannover, justo al suroeste de Scranton.

Aunque tenemos pocas dudas de que la mujer hizo una broma muy retorcida, no arriesgaremos la salud y el bienestar de nuestros clientes.

Sacerdote transmite misa en Facebook y olvida desactivar los filtros
La misa fue grabada y se viralizó rápidamente en redes sociales, generando miles de risas y comentarios por parte de los usuarios .

Gerrity's Supermarket se vio en la obligación de emitir un comunicado a través de sus redes sociales, en el que expresó su molestia a consecuencia de la actitud tomada por la ciudadana norteamericana frente a la emergencia sanitaria por el coronavirus, a quien además señalaron como un problema para su comunidad, recoge el portal web Bio Bio de Chile. Además, Fasula escribió: "En estrecha colaboración con el inspector de salud del Municipio de Hanover, identificamos cada área en la que ella estaba, nos deshicimos de la mercadería y limpiamos y desinfectamos todo a fondo".

Aunque aún no hemos cuantificado la pérdida total, estimamos que el valor será de más de $35,000. La policía aseguró que presentará cargos contra la mujer, y que harán lo posible para practicarle una prueba de covid-19.

Terminó su publicación en Facebook resaltando lo positivo de la experiencia, que fue darle a la tienda "la desafortunada oportunidad de probar nuestros protocolos y demostrar lo serio que nos tomamos [la] seguridad [de nuestros clientes]".

Más de 15 empleados de la tienda realizaron labores de limpieza y desinfección de la tienda. "Una cosa es segura, tendremos los estantes más limpios y los productos más frescos de cualquier parte del noreste de Pensilvania".