Negocios

Banco Santander reducirá la retribución a directivos para apoyar la lucha contra el coronavirus

Banco Santander reducirá la retribución a directivos para apoyar la lucha contra el coronavirus

En 2019, la presidenta de Banco Santander percibió una remuneración total de 9,95 millones de euros en 2019, lo que supone un 5,05% menos que los 10,48 millones de euros con los que fue retribuida en 2018.

Cambios en la política de retribución al accionista de Santander por la pandemia del coronavirus.

Además, según la información remitida esta noche a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Botín y el consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, ganarán un 50 % menos en 2020, tanto en sueldo fijo como en variable.

Ecuador registra su mayor alza diaria de muertos y casos por coronavirus
La primera vez será una multa económica de 100 dólares, la segunda se deberá pagar un salario básico y la tercera es prisión. La medida tenía excepciones en las provincias de Guayas, Galápagos y Santa Elena, donde se ponía en marcha desde las 16:00.

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, ha comunicado a la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso que su banco donará 4 millones de euros a la Sanidad madrileña para luchar contra el coronavirus (Covid-19), según han indicado este lunes fuentes de la Comunidad de Madrid. El resto de miembros del consejo de administración reducirá su retribución un 20% para destinarlo al mismo fondo, que también contará con aportaciones voluntarias de empleados del grupo.

El consejo de administración consolidará cualquier pago de dividendo correspondiente a 2020 en un solo abono a realizar en mayo de 2021 y propondrá a la junta la cuantía final a pagar una vez que conozca el impacto que haya tenido la pandemia. No obstante, se ha comprometido a revisar el dividendo a pagar en 2020 con el fin de disponer de todos losrecursos que sean necesarios para apoyar a las empresas y los clientes particulares que lo necesiten. "La magnitud de la tarea que tenemos por delante exige un enorme esfuerzo colectivo, en el que los gobiernos, los bancos centrales y otras autoridades, el sector privado, las organizaciones benéficas y las personas trabajemos juntos para limitar la propagación y proporcionar atención a los afectados, ya sea directa o indirectamente", afirmó Ana Botín, quien admitió que vendrán meses "complicados". La entidad hace hincapié en que el banco cumple holgadamente los requisitos de capital para mantener la política de dividendo (payout del 40-50%) y está cómodo con los colchones (buffers) que tiene respecto a los mínimos regulatorios exigidos, y que la decisión tomada tiene como objetivo obtener la mayor flexibilidad posible para aumentar el crédito y apoyar las necesidades de las Pymes afectados por la pandemia.

"La pandemia del coronavirus es el desafío más importante al que nos hemos enfrentado en nuestra vida". Pese a todo, suspende el dividendo de noviembre y decidirá en 2021 el importe que reparte entre los accionistas.