Global

Lula se reunió con el Papa Francisco en el Vaticano

Lula se reunió con el Papa Francisco en el Vaticano

El papa Francisco recibió este jueves en su residencia privada en el Vaticano a Luiz Inacio Lula da Silva. En una aparecen sonrientes ambos líderes políticos estrechándose la mano, y en la otra, el Pontífice toca la cabeza del brasileño en lo que parece un gesto de bendición. Según agencias de noticias del exterior, el brasileño entró en el Vaticano a bordo de un monovolumen gris por la Puerta del Perugino, que da acceso a la residencia del pontífice, Casa Santa Marta, donde tiene sus reuniones más informales, alejadas del protocolo de palacio. En una breve comparecencia ante los medios en la sede romana del mayor sindicato Italiano, la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), que ha mostrado su apoyo al que llama "el presidente obrero" y que ha protestado contra su arresto en numerosas ocasiones, Lula señaló que conversó con el Pontífice de temas como la lucha contra el hambre o la protección de los más pobres.

El ex mandatario de Brasil se refirió el miércoles pasado a su intención de visitar al papa para agradecerle "su dedicación por el pueblo oprimido" y para debatir acerca de "la experiencia de Brasil en el combate contra la miseria".

Lula da Silva ha conseguido viajar a Italia después de que la justicia de Brasilia aceptara posponer al día 19 de febrero un interrogatorio previsto para ayer 11 de febrero. El mandatario visitó a su compatriota Francisco el pasado 31 de enero y le preguntó si recibiría al líder de la izquierda brasileña.

En mayo pasado, Francisco le envió una carta al líder brasileño, todavía encarcelado, en la que le manifiestó su "proximidad espiritual" y le pide "coraje" para "no desanimarse" y "seguir confiando en Dios". Lula, que actualmente está en libertad provisional, está condenado en dos procesos por corrupción pasiva y blanqueo de dinero, y tiene al menos otras siete investigaciones abiertas en su contra.

Ernesto Valverde no le guarda rencor al Barcelona
Admitió que había madurado que una vez que acabara su etapa en el Barça iba a estar un tiempo parado, pero no lo tiene claro. Además, el director técnico de 56 años comentó: "No estuve viendo fútbol en las últimas semanas".

Lula, quien gobernó Brasil de 2003 a 2010, niega haber hecho nada ilegal y sostiene que las acusaciones obedecen a motivaciones políticas.

En la víspera, Francisco dio a conocer un importante documento sobre la Amazonia.

Bolsonaro, quien ha insistido que la Amazonía es brasileña, afirmó: "Coincidentemente, el embajador argentino estaba aquí".