Global

Irán fracasa al querer poner en órbita un satélite; faltó velocidad

Irán fracasa al querer poner en órbita un satélite; faltó velocidad

"Los motores de la etapa 1 y 2 del operador funcionaron correctamente y el satélite se separó con éxito de su operador, pero al final de su camino no alcanzó la velocidad requerida para ser puesto en órbita", dijo a la televisión estatal Ahmad Hosseini, vocero del programa espacial en el Ministerio de Defensa.

A su vez, el ministro de Información y Tecnologías de comunicación de Irán, Mohammad Javad Azari Jahromi, afirmó a través de su cuenta de Twitter que las sanciones de EEUU contra Irán podrían haber impedido la colocación del satélite en la órbita.

El satélite fue lanzado a las 19H15 (15H45 GMT) y cumplió con el "90% de su trayectoria" prevista, a 540 km de altura, precisó Hoseini. "Todas nuestras actividades en el ámbito espacial son transparentes", agregó.

Su "principal misión" será la de "recolectar imágenes", indicó, subrayando las necesidades de Irán en esta materia, en particular para estudiar y prevenir terremotos, "evitar los desastres naturales", y desarrollar la agricultura.

Las Guardias Revolucionarios de Irán, que están a cargo del programa de misiles del país, habían presentado el nuevo misil, llamado Raad-500.

La NASA busca astronautas
Actualmente, la NASA cuenta con 48 astronautas en activo, pero necesita más para las futuras misiones a la Luna y Marte . Tiene una maestría en una disciplina científica, tecnológica, técnica o matemática, médico o piloto .

Por su parte Teherán niega que su programa satelital sea una tapadera para el desarrollo de misiles y afirma que nunca ha perseguido desarrollar armas nucleares.

"En enero de 2019, Teherán anunció el fracaso de poner en órbita a su satélite Payam ("Mensaje"), destinado a recopilar datos medioambientales, según las autoridades".

Este domingo, respondiendo a un tuit que preguntaba qué haría Irán en caso de fallar el lanzamiento de Zafar, el ministro Jahromi destacó: "lo intentaremos nuevamente".

El lanzamiento se planeó a la mitad de las celebraciones por el aniversario en febrero de la Revolución Islámica de 1979. Esto se enmarca en un momento de tensión con Estados Unidos, luego de que el gobierno de Donald Trump asesinara -mediante un ataque con drones- al comandante militar iraní Qassem Soleimani, a lo que el gobierno de Hasán Rohaní respondió con misiles contra bases militares estadounidenses en Irak.