Negocios

Constructora peruana pide perdón por los delitos que la vinculan a Odebrecht

Constructora peruana pide perdón por los delitos que la vinculan a Odebrecht

La constructora Graña y Montero (GyM) retiró su logo color naranja y anunció el cambio de su nombre. "Ese nombre ya no nos representa a los más de 17 mil trabajadores que nos quedamos en esta empresa".

"Ya no somos Graña y Montero, ese nombre ya no nos representa", anunció. La empresa involucrada en el caso de corrupción Lava Jato, también hizo un mea culpa "le pedimos perdón a todos los peruanos".

El nuevo gerente general de la constructora, Luis Díaz, informó a la Superintendencia del Mercado de Valores que la junta de accionistas de la empresa ratificó su decisión de concretar un acta de entendimiento mutuo para la culminación de un procedimiento de colaboración eficaz con la Fiscalía y la Procuraduría.

Guaidó asistirá al discurso del Estado de la Unión del presidente Trump
Completamos más de 100 millas y otras 500 se completarán el próximo año", dijo. Hoy, la Casa Blanca realizó una invitación oficial a Guaidó .

Al respecto, Augusto Baertl, presidente del directorio de la compañía, comentó que esta transformación es el resultado de un proceso de cambio que inició la empresa hace tres años y que ahora se ha consolidado. "Hemos hecho cambios profundos en la organización, vendimos activos importantes para cumplir con nuestros compromisos e implementamos nuevas políticas de gobierno corporativo que aseguren que lo que pasó jamás vuelva a suceder".

Como se recuerda, Graña y Montero formaba parte del denominado Club de la Construcción, por el cual empresas peruanas se asociaban con la empresa Odebrecht y se beneficiaban de los contratos de construcción en el Perú.