Global

MUNDO: Mujer abandonó a su hija por irse una semana de fiesta

MUNDO: Mujer abandonó a su hija por irse una semana de fiesta

Mariaa Plekina, de 21 años, reconoció su culpa y se declaró responsable del homicidio de su hija.

Una mujer rusa de 21 años confesó el asesinato de su hija de tres años luego de haberla dejado sola una semana entera sin comida y sin agua por irse de fiesta.

La pequeña, quien se llamaba Kristina, estaba tan hambrienta que incluso llegó a comer detergente en polvo.

La policía de la ciudad de Kirov indicó que Plenkina se fue de fiesta con una amiga poco después de terminar con su novio y que ella financió los siete días de juerga.

El pequeño cuerpo fue encontrado por la abuela de la niña, Irina Plenkina, de 47 años, quien había ido a visitarla para desearle un feliz tercer cumpleaños. La niña fue encontrada desnuda, muerta de hambre en una habitación fría en un piso cubierto de basura, después de haber comido la pequeña cantidad de comida que su madre la había dejado (un yogur, un poco de pollo y salchichas).

La presidenta Tsai se impone elecciones presidenciales de Taiwán
Manifestantes alzando cinco dedos en alusión a sus cinco demandas, durante una marcha en Hong Kong, el domingo 12 de enero de 2020.

Una investigación criminal sobre 'asesinato con extrema crueldad' demostró que Plenkina encerró a su hija en el piso desde el día 13 de febrero y hasta regresar el 20 de febrero.

Durante ese tiempo, la joven madre se quedó con su amiga Anastasia Kurpina, quien dijo que Plenkina le mintió diciéndole que Kristina estaba siendo cuidada por un amigo.

La condena de Plenkina podría ser de entre 8 a 20 años de cárcel por el comportamiento irresponsable que tuvo con hija. Cuando la mujer regresó y fue detenida después de permanecer una semana afuera, no mostró ningún tipo de arrepentimiento, según las fuentes policiales. "Nunca quise que muriera", declaró entre lágrimas ante el tribunal. También, aseguró que su hija le mintió como a todos, pues le había dicho que la niña estaba bien.

"Si hubiera descubierto que algo andaba mal, me habría llevado a mi nieta", afirmó.