Global

Insólito: un estadounidense capturó un pez de casi 160 kilos

Insólito: un estadounidense capturó un pez de casi 160 kilos

Un grupo de pescadores del estado norteamericano de Florida no podían creer lo que habían capturado el pasado 29 de diciembre: Un enorme pez de 160 kilos y con una edad estimada de 50 años, conocido como "mero de Varsovia", que había picado atraído por sus anzuelos a unos 180 metros de profundidad. "Arriba de esta imagen, Boyll escribió: "¡Qué manera de terminar el 2019!

El mero de Varsovia (Epinephelus nigritus) es considerado una especie casi amenazada.

El pescador subió las fotos a su cuenta de Facebook?, orgulloso por lo conseguido. Brindemos por las líneas apretadas y los buenos tiempos en el año 2020.

Aunque el récord de pesca en esta zona es de 200 kilos, este mero se distingue por tener 50 años de edad, "el ejemplar más antiguo recolectado para nuestro programa de determinación de edad", informó el FWC.

Gobierno y rebeldes denuncian violaciones al alto el fuego acordado ayer
Las fuerzas del mariscal advirtieron en un breve comunicado que "la respuesta será dura si el bando contrario viola la tregua". El país árabe al norte de áfrica vive una crisis profunda desde que el líder Muammar Gadafi fue derrocado en el 2011.

"La adquisición del otolito de este pez fue extremadamente valiosa ya que los ejemplares de peces más grandes y más viejos son inusuales". El sitio web de la FWC describe los otolitos como 'estructuras duras de carbonato de calcio localizadas directamente detrás del cerebro de los peces óseos'.

"El mero de Varsovia se caracteriza por una segunda espina dorsal alargada", añadió el FWC. "Entre las diferentes clases de meros, este es el único con 10 espinas dorsales; todos los demás tienen 11". Aunque los adultos generalmente se encuentran a profundidades de entre 55 y 520 metros, los juveniles son vistos ocasionalmente alrededor de embarcaderos y arrecifes de aguas poco profundas en el norte del Golfo.

El mero de Varsovia no es una especie en peligro crítico de extinción, pero la FWC no fomenta su pesca, ya que se ignora el tamaño de su población en el Golfo de México. El ejemplar más grande es un mero Goliat de 308 kilos, hallado en Florida en 1961.