Deporte

Hakan Sukur, de triunfar en el futbol a ser conductor de Uber

Hakan Sukur, de triunfar en el futbol a ser conductor de Uber

Cuando la situación se volvió insostenible, Sukur se vio en la obligación de emigrar a Estados Unidos para comenzar una vida nueva alejado de su país.

El futbolista abrió una cafetería tras su llegada a los Estado Unidos, pero por problemas tuvo que cerrarla, actualmente vive en Washington como conductor de Uber.

Sükür fue el autor del gol más rápido de los mundiales cuando le convirtió a Korea del Sur en el partido por el tercer puesto, cuando apenas se jugaban 10 segundos. "En febrero de 2016 fue condenado por insultar al presidente turco en las redes sociales y en agosto lo calificaron como miembro de organización terrorista por sus vínculos con el predicador islámico Fetullah Gülen, teórico instigador del golpe de estado fallido", según consigna Mundo Deportivo.

Sukur, de 48 años, debió exiliarse de su país por motivos políticos, ya que en 2014, tres años después de ingresar al Parlamento turco por la formación política AKP, partido que lidera el presidente Recep Tayyip Erdogan, renunció por supuestos escándalos de corrupción, dejando el país para recaer en Estados Unidos.

¡Le salvó la vida su compañera de videojuegos!
Tres agentes les informaron rápidamente de la situación y los sanitarios subieron corriendo las escaleras . Esta no es la primera vez que el joven, que tiene TDAH y Asperger , sufre una convulsión .

Ahora, el artillero histórico de la selección de Turquía con 51 tantos en 109 partidos, mencionó que ahora se dedica a vender libros y a conducir con la aplicación de Uber.

Para el diario alemán Welt am Sonntag, dijo Hakan Sukur que "estoy empezando a trabajar ahora".

Parece una historia para película, pero no. La vida del ex futbolista Hakan Sükür ha sido una montaña rusa, en donde ha alcanzado lo más alto gracias a su carrera deportiva en la selección de Turquía, en Galatasaray e Inter de Milán. No me queda nada en ninguna parte del mundo. "Mi derecho a la libertad, el derecho a explicarme, a expresarme, el derecho al trabajo", cuenta.

Turquía fue una de las revelaciones del Mundial Corea-Japón 2002 luego de llegar hasta semifinales y finalmente ubicarse tercero de aquel certamen.