Global

Tengo 8 años y soy una niña trans

Tengo 8 años y soy una niña trans

La semana pasada, en el 4º pleno escolar contra el bullying por la LGBTIfobia en Extremadura, España, un grupo de jóvenes abogó por la igualdad y la no discriminación.

Una niña de ocho años dejó boquiabiertos a los políticos que conforman la Asamblea de Extremadura. Elsa es una niña transexual de ocho años y compartió que vive en Arroyo San Serván y durante los cuatro últimos años vivió "el camino de la felicidad".

No es la primera vez que se hablaba en la Cámara extremeña de la situación de Elsa.

Un camino que ha seguido desde que aprendió a expresarse a los cuatro años cuando lo dijo bien alto: era una niña. "Sin embargo, sigue siendo necesario recordar que tengo el derecho a ser llamada como yo me siento y que cuatro años después las equivocaciones son un poco raras". Todo el mundo me conoce.

Los candidatos al once ideal de América en 2019 — A votar
ZAGUERO: Javier Pinola (River ), Víctor Cuesta (Internacional), Carlos Izquierdoz (Boca ), Walter Kannemann (Gremio) y William Tesillo (León).

Hubo quienes la felicitaron por su valor al pararse frente a todas las personas presentes, otros se mostraron felices de que, siendo tan joven, sepa defender su identidad, y otros simplemente dijeron que "es una niña más", que el hecho de que sea trans no tiene por qué quitarle ningún derecho. Explica ahora que Elsa, ajena a las redes sociales, no es consciente del efecto de sus palabras.

Allí, ha asegurado Elsa, ha tenido la suerte de que sus compañeros y compañeras han comprendido cómo es desde el primer día. Nos preocupa mucho el ascenso que está teniendo Vox (partido político de ultraderecha) y queremos que Elsa mantenga los derechos que ha ganado en los últimos años.

También agradece el cariño de la gente de su pueblo: "He tenido la suerte de nacer en mi pueblo". Allí todo el mundo sabe que soy una chica diferente, una chica transexual, y me siento querida y respetada. "De todo lo que tengo que decir hoy, lo más importante es esto: señoras y señores que se dedican a la política sigan, pese a las amenazas, haciendo leyes que reconozcan que las personas somos diversas".

Elsa visitó la Asamblea para pedir a los legisladores que sigan trabajando a favor de la diversidad y de garantizar que todas las personas tengan los mismos derechos. "Por encima de todo, las personas transexuales tenemos el derecho a ser quien somos, no permitan que nadie les saque la felicidad".