Global

OEA insiste en "operaciones dolosas" que alteraron voluntad popular boliviana

OEA insiste en

El expresidente Jorge Quiroga calificó de "devastador" el contenido del documento que ratifica las irregularidades en las elecciones anuladas de octubre por denuncias de fraude.

El informe fue hecho público este miércoles y establece irregularidades en áreas como el manejo informático, la cadena de custodia y el conteo de votos.

Fue entonces cuando la auditoría preliminar de la OEA dio cuenta de "irregularidades", pidiendo una nueva votación.

Entre las "acciones deliberadas que buscaron manipular el resultado de la elección", el documento mencionó la "paralización intencional y arbitraria, sin fundamentos técnicos, del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP)" o conteo rápido.

"Manipulación dolosa" y "parcialidad de la autoridad electoral".

En los comicios en cuestión, celebrados el 20 de octubre, Morales salió electo por cuarta vez como presidente boliviano al imponerse en primera vuelta por un margen superior a los diez puntos, según el recuento oficial a su principal rival, el exmandatario Carlos Mesa.

Se detectó que se había redireccionado el flujo de datos del cómputo a dos servidores ocultos (identificados como BO1 y BO20), que no eran controlados por personal del TSE, haciendo posible la manipulación de datos y la suplantación de actas.

Derechos de autor de la imagen AFP Image caption Tras las elecciones del 20 de octubre, Bolivia cayó en una crisis política que desembocó en la salida de Evo Morales de la presidencia del país.

Los reyes de España reciben a la pareja presidencial de Honduras
Desde ese espacio siempre mostró su apoyo a la gestión del presidente Mauricio Macri , que finaliza el próximo 10 de diciembre . Además sostuvo que el proyecto solar Caucharí implicó "tomar una deuda millonaria con altísimas tasas de interés".

"Los análisis determinaron que la detención del sistema no fue un accidente ni una decisión basada en fundamentos técnicos. Fue simplemente una decisión arbitraria, cuyo propósito incluyó la manipulación de la infraestructura informática", subraya el documento elaborado por el organismo liderado por Luis Almagro desde Washington. "Los vocales del TSE (Tribunal Supremo Electoral), quienes debían velar por la legalidad e integridad del proceso, permitieron que se desviara el flujo de información hacia servidores externos, destruyendo toda confianza en el proceso electoral", se asegura.

Sin embargo, aclaró, "los hallazgos son contundentes".

Así, el informe concluye que "el margen de victoria en primera vuelta es mínimo si se lo compara con el volumen de las manipulaciones y alteraciones detectadas".

"El equipo auditor detectó una manipulación dolosa de los comicios", sentenciaron los expertos en su informe final después de que las denuncias de irregularidades en el proceso llevaron al presidente de Bolivia, Evo Morales, a renunciar el 10 de noviembre conminado por las presiones de las Fuerzas Armadas.

La investigación de la Organización de Estados Americanos (OEA) respalda "las razones por las cuales hemos tenido que dejar sin efecto las mismas, y convocar nuevas elecciones", escribió en Twitter la mandataria interina.

El 12 de noviembre, ante la acefalía -habían dimitido también el vicepresidente y los titulares de las dos cámaras del parlamento-, la senadora Jeanine Áñez se proclamó presidenta e inició un gobierno interino que aún no fue reconocido por la mayoría de los países.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo.