Global

Obligarán a quienes quieran abortar a ver imágenes del feto

Obligarán a quienes quieran abortar a ver imágenes del feto

Lo cierto es que, en los países donde el aborto es legal y en los que la mujer decide sobre el derecho del procedimiento, los datos estadísticos demuestran dos conclusiones muy interesantes. Por otro, el número de abortos disminuye de manera sensible. Afirmaron que no existe ninguna razón médica que aconseje a la mujer a ver y escuchar los latidos del feto antes de abortar y se remitieron a los dictámenes de la Corte Europea de Derechos Humanos.

Hillary Margolis, investigadora principal de Human Rights Watch, dijo que las disposiciones del proyecto de ley de Eslovaquia intimidarían a algunas mujeres para que no aborten. Literalmente, expresan: "No hay ninguna razón médica para los cambios propuestos". Esta legislación es un claro intento de revertir los derechos reproductivos de las mujeres de Eslovaquia. "Más bien, estos cambios parecen tener como finalidad crear barreras al aborto, por lo que pedimos a todos los miembros del Parlamento que rechacen esta propuesta retrógrada, denunicia la organización".

La propuesta, calificada de "perversa" por las organizaciones de derechos civiles, lleva la firma de tres diputados del conservador Partido Nacional Eslovaco. La intención, arguyen sus promotores, es "asegurar que la mujer está informada del estado de su embarazo" antes de proceder a la intervención.

Marcelo Tinelli oficializa que será candidato a presidente de San Lorenzo
Luego, Marcelo mandó otro tweet y agregó: "Gracias a todos los socios de SanLorenzo que me pedían que fuera el candidato a Presidente .

En septiembre, el Parlamento eslovaco rechazó otros cuatro proyectos de ley que intentaban prohibir o restringir el aborto en el país mayormente católico de Europa central, pero este último proyecto de ley fue aprobado por primera vez el mes pasado.

"Si se adopta esta legislación, Eslovaquia sería el único estado miembro de la UE que impondría estos requisitos perjudiciales para las mujeres", sostuvieron los grupos Amnistía Internacional y Marie Stopes International.