Global

Nuevas cámaras de tránsito detectarán si conductores están usando sus celulares

Nuevas cámaras de tránsito detectarán si conductores están usando sus celulares

En Nueva Gales del Sur, es legal realizar o recibir llamadas de voz mientras conduce, pero solo a través de un dispositivo manos libres.

Este sistema, puesto en marcha desde el pasado noviembre, se caracteriza por ser capaz de detectar el uso de un smartphone mientras se está conduciendo.

Este sistema, implementado por el gobierno de Nueva Gales del Sur, tiene como base de su dinámica cámaras que serán instaladas en 45 diferentes puntos.

Las cámaras funcionan con inteligencia artificial y están diseñadas para revisar imágenes y detectar el uso ilegal de estos dispositivos. Después de lo cual, se impondrán multas de 344 dólares australianos (unos 3,000 pesos mexicanos al cambio oficial del día de hoy) por la multa estándar y 457 (unos 6,000) por ser detectados en áreas escolares.

"Nunca he sido acosador" — Plácido Domingo
Tras las acusaciones, Plácido Domingo abandonó en octubre la dirección de la ópera de Los Angeles , que ocupaba desde 2003. Siempre he sido una persona optimista, positiva y así he de seguir, ahora más que nunca .

En España, el uso del teléfono móvil al volante también se sitúa entre las principales causas de distracción en los conductores. Son los humanos los que verifican en última instancia si las imágenes muestran realmente un delito o si se trata de un error. Durante los primeros tres meses de puesta en práctica, se les enviará cartas formales parta notificar a los infractores.

Pese a las quejas de algunos colectivos relativas a la pérdida de privacidad, las autoridades australianas se guardan otro as en la manga: el algoritmo que controla las imágenes es capaz, en apenas una hora, de determinar qué imágenes demuestran una infracción, desechando y eliminado de forma permanente las que no sirven sin que ningún funcionario pueda acceder a ellas, preservando así el derecho a la intimidad.

Australia activó este domingo un sistema para detectar a los conductores que usan de forma ilegal el teléfono móvil al volante, como parte de las medidas para combatir los hábitos peligrosos en la carretera. Para 2021, el estado ha asegurado que pretende reducir el número de muertes en carretera en un 30%.