Tecnología

Logra la Nasa 'entrar' por primera vez al Sol

Logra la Nasa 'entrar' por primera vez al Sol

Esto podría explicar el porqué la atmósfera es extremadamente caliente, con temperaturas que superan un millón de grados, en comparación con la superficie solar, donde sólo hay unos 5.000 grados. Los expertos han publicado los primeros resultados científicos recogidos por la Sonda Solar Parker, creada por la NASA.

Pese a que la sonda Parker de la NASA se convierte en la primera en llegar al Sol, no podrá enviar fotos directas debido a que, si gira su cámara hacia el astro rey, esta se derretiría.

Los datos del primer encuentro cercano de la sonda (la sonda ha tenido otros dos encuentros durante el acercamiento más cercano, o perihelio, de su órbita alrededor del sol) revela una gran cantidad de física nueva.

Los datos muestran a una estrella más violenta de lo que se creía.

En los próximos años, la sonda de la NASA realizará varias misiones más hasta sumergirse en la corona solar en 2025, quedándose de este modo a tan solo seis millones de kilómetros de la superficie de la estrella.

Graban a joven sicario intentando asesinar a mujer para robarle el dinero
Afortunadamente, el intento de homicidio fracasó. ¿Qué opinas sobre la violencia en el mundo? La mujer se da cuenta y se tira al suelo, al parecer herida.

Resolver este misterio con ayuda de la sonda es vital para entender el comportamiento de la estrella y su viento solar, que representan una amenaza para los astronautas y pueden causar graves daños en el tendido eléctrico y las comunicaciones por satélite, según informó el organismo responsable del programa espacial civil. Como el caso de escudos térmicos de cerámica blanca, que serán capaces de proteger a Parker de temperaturas de 1.400 grados durante la aproximación más cercana de la misión. Al otro lado de esta coraza los instrumentos científicos se mantienen a unos 30 grados.

Hasta ahora, la nave ha terminado tres de estos 24 pases programados, y los primeros resultados han sido dados a conocer en la revista científica Nature. Uno de ellos demuestra que el flujo de partículas es mucho más rápido de lo que se había observado.

"Ya las primeras órbitas nos han dejado impresionados por lo diferente que es la corona solar cuando se la observa de cerca", dijo en una teleconferencia de prensa Justin Kasper, de la Universidad de Michigan e investigador principal el instrumento de Parker que estudia los vientos solares. Parker midió varias explosiones nunca antes vistas de estas partículas energéticas, eventos tan pequeños que su rastro se borra cuando llegan a la Tierra.

"Podemos ver la estructura magnética de la corona, que nos dice que el viento solar está emergiendo de pequeños agujeros coronales; vemos actividad impulsiva, grandes chorros o retrocesos que creemos que están relacionados con el origen del viento solar; vemos inestabilidad (el gas en sí mismo es inestable y genera olas), y también nos sorprende la ferocidad del ambiente de polvo en la heliosfera interna", añade. Esta especie de autopista tiene forma de s, de forma que los electrones y protones cargados no viajan en línea recta, sino haciendo eses en su cada vez más rápido camino hacia la Tierra.

Javier Rodríguez, científico de la misión Solar Orbiter de la Agencia Espacial Europea y miembro del equipo de coordinación con la misión de la NASA, resaltó que “estamos hablando de una zona del sistema solar que nunca se había explorado así que, solo por eso, estos estudios suponen un hito”. En algo más de un mes la Parker usará la gravedad de Venus para zambullirse más profundamente en la atmósfera del Sol. Irá cerrando su órbita hasta alcanzar dentro de cinco años su máxima cercanía, a unos 6,9 millones de kilómetros de la superficie. Cuando eso ocurra, Parker estará a unos 3.8 millones de millas del Sol, rompiendo el récord de Helios 2 que estuvo a 27 millones de millas de distancia en 1972.