Global

La demócrata Kamala Harris abandona la carrera para las presidenciales

La demócrata Kamala Harris abandona la carrera para las presidenciales

La senadora Kamala Harris anunció el martes que se retira de la carrera por ser la candidata demócrata en las presidenciales de 2020 tras una campaña agitada, una recaudación de fondos decepcionante y su fracaso para destacar entre tantos rivales.

"Mi campaña para la presidencia sencillamente no tiene los recursos que necesita para continuar", señala parte de dicho documento.

Es con profundo pesar, pero también con profunda gratitud, que estoy suspendiendo mi campaña hoy, añadió.

"Seguiré luchando cada día por aquello sobre lo que ha tratado esta campaña. Justicia para la gente. Para toda la gente", dijo en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Harris estaba sexta en las últimas encuestas, detrás del favorito indiscutido de los sondeos, el ex vicepresidente Joe Biden, de los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders, del alcalde de una ciudad de Indiana Pete Buttigieg y el ex alcalde neoyorquino y empresario multimillonario Michael Bloomberg.

"No soy multimillonaria, no puedo financiar mi propia campaña", escribió Harris.

Cártel del Noreste busca apoderarse de Villa Unión: fiscal de Coahuila
Del total de fallecidos, 17 son del grupo armado, 4 policías estatales y dos civiles. Al momento suman 18 vehículos de delincuentes asegurados.

"He evaluado y analizado esto desde todos los ángulos, y en los últimos días he tomado una de las decisiones más difíciles de mi vida", compartió Harris en el correo electrónico.

Así, ha manifestado que "mientras avanzaba la campaña se ha hecho más y más duro recaudar el dinero necesario para competir".

La senadora, hija de padre jamaicano y madre india, fue fiscal general de California antes de ganar su escaño en la Cámara Alta del Congreso estadounidense en 2016.

Desde el comienzo de su carrera, ha acumulado títulos pioneros.

Después de dos períodos como fiscal en San Francisco (2004-2011), fue elegida dos veces fiscal de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también la primera persona afrodescendiente, en dirigir los servicios judiciales del estado de mayor población del país.