Global

Cristina Kirchner: "A mí me va a absolver la historia"

Cristina Kirchner:

Pues precisamente lo que ella intentó esta semana, en su declaración por el juicio oral que se le sigue por direccionar obra pública en Santa Cruz, fue precisamente esa clase de circo.

Está demostrado que no existe la utilización del sistema judicial para configurar lo que se define como "lawfare" contra Cristina Fernández de Kirchner.

"Si alguien tenía duda de la existencia de lawfare (noticia falsa), o no sabía de que se trataba, la negativa de transmitir la audiencia es una muestra de la práctica del lawfare en Argentina".

Cristina cruzó así al TOF 2, que le había negado el pedido de su abogado, Carlos Beraldi, para transmitir en vivo la declaración. "Es construir mediáticamente lo que no pueden probar jurídicamente", subrayó. "Esto es lo que no querían que se supiera".

"Ayer, directamente mirando a los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, enfatizó: "¿No les parece que tiene impacto que la vicepresidenta de la Argentina esté acusada de asociación ilícita, de ser la jefa de una banda? ¿En serio les parece que no?, ¿en serio me lo dicen?, ¿en serio?".

La expresidenta, que está procesada en varias causas, volvió a acusar al gobierno saliente de Mauricio Macri de impulsar una persecución judicial contra ella.

Además criticó el rol de Laura Alonso como titular de la Oficina Anticorrupción a quien calificó de "no abogada".

Marko Cortés denuncia que hubo acarreo en el Zócalo
Varios contingentes militantes del PAN , PRI y grupos de la sociedad civil se reunieron para iniciar la marcha en contra de las gestiones de López Obrador .

La ex presidenta se mostró desafiante antes los jueces y lanzó frases picantes durante toda su interlocución. La denuncia contra el gobierno, el accionar de los jueces, las escuchas ilegales, la situación de sus hijos, la relación con Lázaro Baez, la mención a Alberto Fernández; a continuación se sintetizan las principales definiciones que brindó. "Van a tener un problema porque tendrán que citar al Presidente de la República", chicaneó. "No sé cómo tuve tiempo para gobernar este país", y cuestionó la cantidad de procesos que un sector de la justicia generó en su contra afirmar que el juicio por la obra pública "está montado sobre la hipótesis de que Néstor Kirchner fue presidente para armar una asociación ilícita con un empresario de la construcción de Río Gallegos" para venir a Buenos Aires "saquear las arcas del Estado".

Esta causa por la que se le juzga está a punto de caer por ausencia de pruebas y porque se comprobó la falsedad de la pericia solicitada por el juez Carlos Bonadío, el perseguidor eterno de la ex mandataria.

Asimismo, señaló cómo en estos últimos años se la pasaron buscando la ruta del dinero K, en referencia a supuestos millones de dólares.

Sobre el final, la vicepresidenta electa cerró con una clara interpretación política sobre la denuncia en su contra: "Había que condenar un Gobierno". “Ercolini es el mismo que provocó que mi hija se enfermara; cambió el Gobierno y cambió Ercolini, por eso lo llamo mutante.

Según la acusación, en los 12 años de mandatos de Néstor Kirchner y de su esposa, se adjudicaron a Báez más de 50 obras, el 80 por ciento del total, muchas de las cuales quedaron inacabadas, tuvieron sobreprecios o eran innecesarias. Fue en 2011 y Néstor se había muerto en 2010.

"Cristina explicó que se violó la garantía de cualquier persona de ser juzgada dos veces por el mismo hecho". Pero por favor, digan cosas lógicas. "Por Dios, para mentir hay que saber mentir". "No voy a tolerar que porque alguien es amigo de alguien hay que condenarlo, eso pasaba en la dictadura", dijo. "Este tribunal seguro es del lawfare y seguro ya escribió la condena; no me importa, sepan, no me importa: a mí me absolvió y me absolverá la historia, y a ustedes los va a condenar la historia", añadió. "No me interesa. A mí me absolvió la historia y a ellos los va a condenar". "A ustedes seguramente los va a condenar la historia", disparó a los jueces. "¿Preguntas? Preguntas van a tener que responder ustedes, no yo", fue lo último que dijo antes de marcharse.