Negocios

Telefónica Brasil reduce beneficios por la falta de extraordinarios pero bate previsiones

Telefónica Brasil reduce beneficios por la falta de extraordinarios pero bate previsiones

El presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, ha manifestado que "Telefónica continúa presentando crecimiento sólido y rentable en ingresos en un trimestre marcado por el sólido comportamiento de nuestros principales mercados: España, Brasil, Alemania y Reino Unido".

La deuda neta financiera a septiembre totaliza 38.293 millones y se reduce en 2.781 millones respecto al cierre de 2018 fundamentalmente por la generación de caja libre por 4.150 millones; las desinversiones financieras netas por 1.170 millones con la venta de centros de datos, y las filiales de Panamá, Nicaragua, Guatemala y Antares; y la emisión y sustitución de instrumentos de capital por 686 millones.

En el tercer trimestre del año, Telefónica registró unas pérdidas netas de 443 millones de euros, frente a los 1.139 millones de euros que ganó hace un año, mientras que su facturación se incrementó un 1,7% en términos reportados y un 3,4% en términos orgánicos, hasta los 11.902 millones de euros.

La tele-operadora factura este trimestre un 1,7% más, 11.902 millones de euros.

Sindicalistas argentinos se reunieron con Nicolás Maduro en Cuba
El acuerdo entre la Argentina y Venezuela para la construcción de esos dos buques en territorio bonaerense se firmó en 2005, pero la falta de fondos demoró la entrega.

Así se desprende de la información remitida este martes por la operadora española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en la que se detalla que sólo en Hispanoamérica (sin Brasil) ingresó 7.665 millones, lo que supone un 0,8 menos que hace uño ano y aporta el 21,27 % del total. Sin este efecto el beneficio de la operadora hubiese sido de 2.588 millones. Al 31 de septiembre cerró en 38.293 millones, esto es 1.937 millones menos que lo registrado al finalizar el segundo semestre y una reducción del 8,1% interanual.

En concreto, ha destacado que la compañía ha avanzado en sus iniciativas estratégicas destinadas a simplificar sus negocios, incluyendo el programa de reestructuración en España, así como en sus planes para monetizar sus infraestructuras móviles.

"A futuro, reiteramos nuestros objetivos para 2019 y estamos confiados en que nuestra transformación digital impulsará los resultados y nos proporcionará las mejores soluciones tecnológicas para nuestros clientes", ha incidido Álvarez-Pallete, quien ha subrayado que la empresa sigue enfocándose en el despliegue de redes de nueva generación en todos sus mercados, mejorando la cobertura 4G y con el lanzamiento selectivo de 5G, como acaba de hacer en Reino Unido. Telefónica aumento los suyos un 0,5% hasta los 9.501 millones en los nueve primeros meses un crecimiento de ingresos; los de Alemania crecieron un 1,4% hasta los 5.429 millones, mientras que los del Reino Unido suben un 4,8% y computan 5.184 millones.

En cuanto a España, la facturación alcanzó los 9.501 millones de euros, un crecimiento del 0,5% que se produce en medio de una fuerte guerra comercial, con otros operadores como Orange reduciendo sus ingresos y con el bajo coste dominando el mercado. Anteriormente había cuantificado el ahorro en unos 220 millones, pero el hecho de que finalmente se hayan adscrito sólo 2.636 trabajadores, en vez de los 3.000 previstos, ha recortado ligeramente la perspectiva de ahorro. En los nueve primeros meses del año, el avance fue del 1,6%, lo que supone que la compañía ha acelerado en el periodo entre julio y septiembre. Esta precipitación se debe principalmente al Plan de Suspensión Individual (PSI), el cual se disparó hasta 1.732 millones de euros. La compañía indica que en España su apuesta por clientes de mayor valor se ha traducido en el crecimiento del ARPU convergente, que se ha elevado un 0,3% hasta los 89,1 euros en lo que va de año.