Global

Pidieron la captura internacional de un ex obispo acusado de abuso sexual

Pidieron la captura internacional de un ex obispo acusado de abuso sexual

El obispo salteño Gustavo Zanchetta, acusado de abuso sexual, negó este jueves estar "en rebeldía", como argumentó la fiscal de la causa para pedir su captura internacional, y aseguró que es el "primer interesado" en que que se sepa "toda la verdad" y se vean limpiados su "buen nombre y fama".

Este miércoles, la fiscal penal de Violencia de Género y Delitos contra la Integridad Sexual de Orán, dictó la rebeldía del religioso imputado por el delito de abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto reconocido, en perjuicio de dos víctimas.

El segundo caso fue denunciado el 13 de febrero por otro seminarista que dijo haber sufrido "episodios de significación sexual y conductas inapropiadas frente al público y en el ámbito privado" en "la casa parroquial San Antonio, el edificio del seminario Juan XXIII y la casa del obispo desde 2016".

De ser hallado culpable podría ser sentenciado a una pena de tres a diez años de prisión.

Entre los fundamentos para solicitar la captura, la fiscal sostuvo que la medida fue dispuesta luego de que el imputado no respondiera a reiterados llamados telefónicos ni correos electrónicos, al número de teléfono y dirección electrónica aportados voluntariamente por Zanchetta en agosto pasado para ser notificado de cualquier acto procesal y luego de haber constituido domicilio en el estado Vaticano.

La solicitud de la fiscal debe ser aprobada por un magistrado.

Médico salvó la vida de pasajero al succionarle su orina
La intervención de Hong y su colega permitieron salvar la vida a la persona. " Fue una situación de emergencia . Al verlo en esa condición, los tripulantes de la aeronave buscaron a un médico para que lo atienda.

El religioso fue obispo de la diócesis salteña de Nueva Orán entre 2013 y 2017, hasta que presentó su renuncia.

El Papa Francisco afirmó que en la Santa Sede la encargada de juzgar a Zanchetta es la Congregación para la Doctrina de la Fe.

A raíz del escándalo, Zanchetta renunció al Obispado el 31 de julio de 2017, a pedido del papa Francisco, quien en diciembre de ese año lo había designado como consejero en la Administración del Patrimonio de la Santa Sede Apostólica APSA, que administra más de 5.000 propiedades del Vaticano en el mundo.

En cuanto al debate ante la Justicia, el pasado 12 de noviembre se confirmó el tribunal colegiado que llevará adelante el proceso, el cual estará integrado por los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán, María Laura Toledo Zamora, como presidenta; y los vocales Raúl Fernando López y Héctor Fabián Fayos.

"El padre Zanchetta presenta personalidad con rasgos psicopáticos, con indicadores de manipulación, emociones superficiales y escasa capacidad empática; y no presenta psicosis ni otro trastorno mental que altere la relación con la realidad", detalla el informe psiquiátrico del acusado.