Global

Medios locales denuncian represión policial y varios heridos en Cochabamba

Medios locales denuncian represión policial y varios heridos en Cochabamba

Así lo informó Nelson Cox, representante de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba.

Pese a la cifra de fallecidos, medios locales como los diarios Los Tiempos y Opinión, al menos nueve personas están heridas y treinta han sido detenidas en los enfrentamientos en la zona de Huayllani, a tres kilómetros en las afueras de Cochabamba.

"Rechazamos enérgicamente la autoproclamación de la señora Jeanine Áñez, que como segunda vicepresidenta del Senado se autoproclama presidenta, lo cual es totalmente inconstitucional", aseguró Andrónico Rodríguez, vicepresidente de las federaciones cocaleras.

El funcionario declaró que los heridos fueron evacuados a varios centros de salud, los más graves al hospital Viedma de Cochabamba.

"He estado instando todos los días para evitar que hayan movilizaciones, no solamente que no sean violentas, sino evitar movilizaciones", comentó.

Murillo: "Hemos capturado a cuatro venezolanos" en Bolivia
Las protestas dejaron hasta el momento diez muertos y más de 500 heridos en enfrentamientos en distintas regiones de Bolivia.

Desde el día domingo ha habido "una escalada de intervenciones de las fuerzas conjuntas, policiales y de las Fuerzas Armadas que han tenido de forma desproporcional sus intervenciones", concluyó. "Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba".

Un vehículo militar "recibió impactos de armas de fuego", un hecho bajo investigación, indicó la Policía en otro mensaje.

Uno de los oficiales de las fuerzas conjuntas manifestó a cadenas de televisión que los manifestantes estaban utilizando "dinamita y armamento letal". "Ni las fuerzas armadas ni la policía tienen ese calibre, por eso estoy alarmado", añadió Zurita.

Loa cocaleros pertenecen al trópico de Cochabamba, bastión sindical y político de Evo, en la que pasó su última noche antes de viajar en condición de asilado a México.

Imágenes en redes sociales mostraron los cuerpos de cuatro de los muertos, del traslado de heridos y de los enfrentamientos, en los que las fuerzas del orden emplearon gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.