Global

La Fiscalía sueca cierra la investigación contra Assange por violación

La Fiscalía sueca cierra la investigación contra Assange por violación

En 2012, el fundador de WikiLeaks, investigado entonces en Suecia por este caso de presunta violación, se refugió en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su extradición a ese país o a Estados Unidos, donde le acusan de espionaje por los documentos secretos filtrados por WikiLeaks.

"Se han agotado todos los recursos de la investigación sin que haya pruebas claras para una acusación formal".

La fiscal Eve-Marie Persson dijo que desistía de la causa debido a que "las pruebas se han debilitado considerablemente durante el largo período de tiempo transcurrido desde los sucesos en cuestión".

Assange, que ahora tiene 48 años, ha negado siempre esas acusaciones.

Un portavoz de su equipo legal recordó hoy que desde el primer momento Assange manifestó su inquietud de que, al margen del proceso sueco, hubiese una petición de extradición de Estados Unidos.

En un mensaje de texto enviado a la AFP, la abogada de la mujer indicó que ella "no compartía el análisis de la fiscalía" y se reservaba el derecho de una eventual apelación.

Donald Trump se prepara para prorrogar de nuevo su moratoria a Huawei
La Administración Trump ha dado 90 días más a las empresas estadounidenses para seguir haciendo negocios con la tecnológica china Huawei .

La abogada criticó las primeras audiencias realizadas por los investigadores en 2010, antes de que Assange saliera de Suecia, al considerar que no fueron detalladas.

Una vez expulsado, Assange fue arrestado por la policía británica y ahora permanece ingresado en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, en espera de su posible extradición a Estados Unidos.

Los fiscales abandonaron la investigación en 2017 al no poder proceder mientras Assange se encontrara en la misión diplomática ecuatoriana, pero reabrieron la investigación del caso en mayo de 2019.

El padre de Assange, John Shipton, afirmó a inicios de noviembre que su hijo podía "morir en prisión".

La Fiscalía continuó sin embargo con sus pesquisas e interrogó a siete testigos, según informó Persson en su anterior comparecencia sobre un delito que prescribía en agosto de 2020.