Cultura

Julián Casablancas en Corona Capital, y su decadente estadía en México

Julián Casablancas en Corona Capital, y su decadente estadía en México

La promesa de traer a The Strokes a un festival en México atrajo a miles de fanáticos aquel 2009 y ayer se repitió la hazaña en el Corona Capital, que dejó en claro que sus carteles son garantía desde su primera edición.

El festín musical que incluye una amplia oferta para beber, comer y entretenerse, incluye juegos mecánicos, como una rueda de la fortuna o sillas voladoras, donde la adrenalina ya comienza a manifestarse.

La agrupación de Reino Unido se presentó en el Corona, el escenario principal previo a The Strokes; Alex Kapranos demostró por qué es uno de los mejores frontman y descargó tal energía que en ningún momento los fans dejaron de bailar al ritmo de sus clásicos.

Primero Travis, encabezado por Francis Healy, enfundado en un overol completamente rojo y con el carisma que lo caracteriza, comenzó su presentación de poco más de una hora en la que hizo corear, aplaudir y saltar a todos los asistentes en el Corona Light. "Hace mucho tiempo que no veníamos, fue hace 16 años, algunas personas de la audiencia no tienen ni esa edad, lo único que puedo pensar es en sus voces cantando, gracias", dijo el líder de la banda.

Al parecer el cantante salió en estado inconveniente, algo alcoholizado, o eso fue lo que le pareció a todos los que presenciaron el show, aunque para ser sinceros no es la primera vez que lo acusan de cantar alcoholizado.

Nicaragua marcha por Evo Morales y reposición democrática en Bolivia
Los carteles portados por los manifestantes llevaban inscripciones como Evo, amigo el pueblo está contigo, Caminamos juntos por la Patria Grande en paz y Los pueblos que luchan están con Evo, entre otros.

Aquellos que no fueron arrastrados al escenario principal por la oleada de los Strokes, se mantuvieron bajo la carpa Levi´s conocida por tener la parte electrónica del festival. "Es una bella noche", fue una de las pocas frases que el vocalista lanzó al público. "You suck (apestas)", provocando que algunos fans gritaran "¡Ya canta!", más de una vez.

El lugar se cimbró por los saltos y la euforia que desencadenó la banda, que cerró con algunos de sus grandes éxitos como "Someday", "Is this it" y "Juicebox".

La participación de los neoyorquinos terminó antes de la hora acordada, sin embargo sus seguidores aplaudieron que el vocalista Julian Casablancas, haya retomado una vieja costumbre de cambiarle la letra e improvisar en algunas de las canciones.

No obstante, muchos usuarios de Twitter, especificaron que a pesar de que iba pasado de copas, Julián y toda la banda dieron un espectáculo increíble.