Global

Este sería el método del futuro — Adiós al Papanicolau

Este sería el método del futuro — Adiós al Papanicolau

Una de las participantes de la creación del estudio, la doctora Belinda Nedjai, expresó: "Es probable que el uso inicial del test sea para mujeres que no asisten a la clínica y en países sin un programa de detección de cáncer de cuello uterino".

Se espera, por lo tanto, que dicho test se convierta en la prueba estándar para la detección de cáncer pues, de acuerdo con el estudio, se demostró que las mujeres preferían hacerse el estudio en casa a asistir a la clínica.

El cáncer de cuello uterino es el cuarto cáncer más frecuente en mujeres en el mundo, según los datos proporcionados por la Universidad.

"Para aquellas mujeres que encuentran difíciles los métodos actuales, incluidas las que tienen discapacidades física o traumas, puede significar un acceso a una pruebas de detección que funcionan de manera más aceptable y accesible", afirmó.

La conferencia del Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de ese país, celebrada en Glasgow sugirió que el método tiene grandes chances de lograr la popularidad entre las mujeres.

La prueba S5 desarrollada por la doctora Nedjai y sus colegas en Queen Mary, mide la metilación del ADN, un cambio químico en una de las cuatro letras base de ADN que forman el código genético humano.

Bravos no descartan volver a firmar a Julio Teherán para MLB 2020
Bravos de Atlanta decidió no contar más con el colombiano Julio Teherán , quien quedará como agente libre en busca de equipo. Sin embargo, la suma de las indemnizaciones (US$4 millones) irá en el presupuesto del 2019 de los Bravos .

Si el puntaje está por encima de un punto de corte seleccionado, indicará mayor riesgo de una lesión precancerosa, y cuanto mayor sea el puntaje, mayor será el riesgo de cáncer.

El crecimiento anormal de células precursoras en el tejido del cuello uterino puede avanzar al cáncer y se divide, de acuerdo con el riesgo de que eso suceda, en tres estadios: CIN1, CIN2 y CIN3.

Se divide en tres etapas (CIN1, CIN2 y CIN3), con la probabilidad de que las células se conviertan en cáncer aumentando en cada etapa. Las 620 entregaron muestras del hisopado vaginal, pero a 503 también se les solicitó una muestra de orina. Los investigadores obtuvieron el ADN de las muestras y lo analizaron en el laboratorio que dirige Nedjai para obtener el puntaje de riesgo.

"Descubrimos que el clasificador S5 con o sin pruebas de VPH funcionaba bien en muestras de orina y vaginales -señala la doctoraNedjai-".

En dicho estudio, la especialista asegura que pudo distinguir exitosamente qué mujeres tenían lesiones precancerosas diagnosticadas con la forma de detección convencional. La orina se realizó tan bien como las muestras vaginales recogidas.

Dicha prueba se recomienda a todas las mujeres con cuello uterino entre 25 y 64 años, sin embargo, muchas veces por vergüenza a mostrar sus partes íntimas, las mujeres evitan realizarse la prueba o simplemente por desinformación sobre su importancia. "Creemos que es prometedor ".