Negocios

Esta semana podría volver a aumentar el precio de la nafta

Esta semana podría volver a aumentar el precio de la nafta

Según aclararon, el Gobierno y las petroleras mantienen reuniones para que el impacto en el bolsillo de los consumidores no sea tan fuerte: estiman que el precio quedó atrasado un 15%, por lo que en los primeros días de diciembre podría haber otro incremento que generará más presión sobre la inflación.

La empresaria dijo que "el jueves cuando se termine el acuerdo, es posible que los aumentos nos tomen por sorpresa, pero confiamos en que el Gobierno tome las medidas que sean necesarias para que los aumentos se den de manera escalonada".

Luego de 90 días de vigencia, el miércoles vence el "congelamiento" de los precios de los combustibles que rige en todo el país por decisión del Gobierno de la Nación, por lo que a partir de entonces las petroleras que operan en el mercado hidrocarburífero argentino podrán modificar los valores de las naftas y el gasoil sin intervención estatal.

Bob Iger: Star Wars entrará en una pausa temporal
Tras la muerte de Fisher a finales de 2016 , los planes cambiaron. No tenemos idea del final real de The Rise of Skywalker .

Argumentando un atraso del 15 por ciento, y sin posibilidades de extender ese decreto, las petroleras negocian con las autoridades para establecer el porcentaje de aumento. En esta ocasión, sería de entre el 5 y el 6 por ciento y se aplicaría el jueves. El gesto que destaca el representante de las estaciones de servicio tiene que ver con que, en efecto, desde el jueves las petroleras no necesitarán de la autorización del Ejecutivo para aplicar aumentos. Y Daniel González, su CEO, declaró días atrás cuando le consultaron al respecto: "Seremos muy responsables en la forma en que aumentamos los precios".

Pese a que el "congelamiento" que anunció el Gobierno de Mauricio Macri ya se había descongelado el primer día de noviembre, el decreto que impedía subir los precios de los combustibles por 90 días vencerá oficialmente este miércoles. Pero la devaluación obligó a que, en medio del congelamiento, se permitieran dos subas: una fue a mediados de septiembre y la otra el 1° de noviembre (después de las elecciones) que buscaban, además, hacer frente al desabastecimiento que afectaba a diferentes estaciones de las denominadas sin bandera.