Global

El hambre y la obesidad incrementan en América Latina

El hambre y la obesidad incrementan en América Latina

Las cifras forman parte del informe "Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2019", elaborado junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y las cifras revelan mucha heterogeneidad en la lucha contra el hambre.

Con la vista puesta en esos resultados, estas organizaciones se han unido para pedir a los gobiernos que apliquen medidas urgentes para revertir el aumento sostenido de la malnutrición.

Verhoosel explicó que los alimentos saludables pueden ser promovidos mediante los sistemas de protección social, los programas de alimentación en los colegios, la regulación de la publicidad de alimentos "basura" e incentivos fiscales para la comida sana.

En el informe se destaca la importancia que tiene mejorar el etiquetado de los alimentos y que incluyan advertencias sobre su contenido nutricional, así como vigilar la calidad de los alimentos que se venden en la calle.

Cada año, 600 mil personas mueren en Latinoamérica y el Caribe debido a enfermedades relacionadas con la mala alimentación, como diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, según el reporte.

La alimentación inadecuada, valga decir, está asociada con más muertes que cualquier otro factor de riesgo, algo que amenaza a las futuras generaciones, ya que la obesidad tanto en la niñez como en la adolescencia se ha triplicado entre 1990 y el 2016. Es un problema que está aumentando en todos los grupos de población, especialmente en adultos y niños en edad escolar.

La zarzuela está de luto por muerte del maestro Jaime Manzur
En el año 2011 fue condecorado por el Senado de la República con la medalla de comendador en las Artes Escénicas y al siguiente año fue galardonado por la Alcaldía de Bogotá con el Premio Distrital de Cultura - Concurso Vida y Obra.

Latinoamérica, en concreto, es la región donde las ventas de alimentos ultraprocesados han crecido más, "exponiendo a la población a cantidades excesivas de azúcar, sodio y grasa".

El hambre aumentó en América Latina en 2018 y afectó a 42,5 millones de personas, el 6,5 % de la población de la región, en la que también se incrementó la inseguridad alimentaria y la obesidad sigue siendo un desafío prioritario, advirtió este martes la FAO.

De acuerdo a los últimos datos disponibles, el consumo de alimentos ultraprocesados creció más del 25 % entre los años 2000 y 2013 y el de comida rápida en un 40 %.

Lo crítico es que, según la publicación, América Latina y el Caribe están peor que el resto del mundo en la mayoría de los indicadores de malnutrición relacionados con la ingesta excesiva de calorías: el sobrepeso se ha duplicado desde la década de los setenta, y afecta hoy al 59,5 % de los adultos (262 millones de personas), mientras que a nivel global la tasa es 20 puntos porcentuales menor: 39,1 %.

En este apartado, el informe mostró que entre 2016 y 2018 se sumaron 5.900.000 personas a la lista de gente que tuvo inseguridad alimentaria grave o moderada.

La región, sin embargo, tiene menores tasas de subalimentación que la media mundial -6.5 por ciento frente al 10.8 por ciento-, desnutrición crónica infantil -9 por ciento frente al 21.9 por ciento- y desnutrición aguda infantil (1.3 por ciento frente al 7.3 por ciento), según el informe.