Global

El agua desciende en Venecia tras un nuevo día de inundaciones

El agua desciende en Venecia tras un nuevo día de inundaciones

La cantidad de agua sucia y salada que ingreso a Venecia no solo destruyó la arquitectura histórica de la ciudad italiana, sino que también perjudicó al turismo, a los comerciantes que no pueden abrir sus locales, debido a la destrucción de sus maquinarias y productos.

Esta es la segunda peor inundación en Venecia desde que se comenzaron a registrar las inundaciones en 1923.

La emblemática plaza de San Marcos fue cerrada este domingo a los peatones luego de que la víspera quedó bajo 130 centímetros de agua.

También comentó que la marea alta del viernes último en la Laguna de Venecia ha llevado a las autoridades a decretar el cierre temporal de la plaza de San Marcos y a prohibir la navegación de los "vaporetti", los tradicionales barcos de pasaje.

Y dentro de la estructura histórica que ha sido dañada por la inundación, la que más preocupa es la basílica de San Marco, que se encuentra completamente llena de agua, y podría perjudicar la estabilidad de las antiguas columnas que sostienen la estructura.

Chile se medirá con Novak Djokovic en la ATP Cup 2020
Como Nicolás no puede porque es técnico de Thiem, pensé en Marcelo. Solo tiene que definir algunos detalles para confirmarlo".

A media mañana, por ejemplo, se recogieron las pasarelas que normalmente en estas épocas suelen instalarse en las calles de la ciudad en caso de "aguas altas" normales, no tan extremas como las de los últimos días.

La ciudad de los canales, Patrimonio de la Humanidad, se inundó en la noche entre el 12 y 13 de noviembre por un aumento de la marea de 187 centímetros, el nivel más alto desde que en 1966 se alcanzaran los 194 centímetros, y se registró una víctima mortal. "El agua dejó de subir" escribió el alcalde Luigi Brugnaro este domingo en Twitter.

La previsión es que la marea aumente en 155 o 160 centímetros en torno a las 13 hora local (9 en Argentina), situación que podrá agravarse por la presencia del viento de siroco en el Adriático, aunque la marea mejorará paulatinamente desde esta tarde, reportó la agencia de noticias EFE.

Por precaución, todos los museos municipales de Venecia estarán cerrados durante toda la jornada, a excepción del Museo Correr. El alcalde Brugnaro, en una primera estimación gruesa, habló de perjuicios por más de 1.000 millones de euros para una ciudad que el sábado describió como "devastada".

La basílica ya fue gravemente afectada en la inundación de octubre del año pasado, que obligó a realizar una restauración de suelo y de las columnas.