Global

Declaran culpable a otro exasesor de Trump. El presidente reacciona con indignación

Declaran culpable a otro exasesor de Trump. El presidente reacciona con indignación

Un jurado federal en Washington declaró hoy culpable a Roger Stone en todos los cargos que enfrentaba.

El cargo de manipulación de testigos conlleva una severa pena hasta por 20 años de prisión, aunque quienes lo hacen por vez prima a menudo obtienen mucho menos que la pena máxima.

"Ahora condenan a Roger Stone por mentir y quieren encarcelarlo por muchos años más". Al inicio del proceso contra el exasistente, el equipo de Mueller alegó que Stone había tratado de ocultar al Congreso sus contactos con la campaña de Trump y con personas que creía que lo estaban alimentando con información privilegiada sobre WikiLeaks durante el proceso electoral de 2016.

Asesoró el actual presidente para la campaña de las elecciones de 2016, de las cuales salió triunfante, aunque esta victoria estuvo manchada de sospechas de haber sido influenciada por Moscú, en un caso conocido como la 'trama rusa'.

Trump no tardó en reaccionar y criticó el "doble rasero" de la Justicia estadounidense, al comparar los delitos cometidos por Stone con el comportamiento de la excandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, y el exdirector del FBI, James Comey, entre otros.

A Stone, de 66 años, se le acusaba de "realizar falsos testimonios ante la Comisión Permanente Selecta sobre Inteligencia de la Cámara de Representantes (HPSCI, por sus siglas en inglés) sobre sus interacciones con la llamada 'Organización 1'", el nombre con el que los documentos describen a la página de filtraciones fundada por Julian Assange.

Ford Mustang Mach-E: El SUV eléctrico se escapa antes de tiempo
Esta ofrece una autonomía de 402 kilómetros, cuenta con tracción integral y acelera de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos. Las versiones mas equipadas llevarán un motor eléctrico que desarrolla 285 CV de potencia y 415 Nm de par máximo.

En el mediático juicio a Stone, que comenzó el pasado 5 de noviembre, testificó la semana pasada Steve Bannon, el populista exasesor de Trump, que reconoció que la campaña electoral del ahora mandatario veía al acusado como un posible enlace con WikiLeaks.

En especial, fue acusado de sostener cinco mentiras diferentes, algunas relacionadas con la existencia de una serie de correos electrónicos que afectarían a la candidatura de Hillary Clinton en aquellos comicios, y otras que se refieren a conversaciones que el propio Stone sostuvo con funcionarios de campaña de Trump y con un supuesto intermediario de WikiLeaks. "¿Acaso no mintieron ellos?", escribió.

Apenas minutos después del veredicto, en Twitter aparecieron comentarios del jefe de la Casa Blanca, quien calificó el dictamen como expresión de "una doble moral como nunca antes se ha visto en la historia de nuestro país".

Consultor y lobista, Stone trabajó luego por Ronald Reagan, el senador Bob Dole y últimamente para Donald Trump.

Entre ellos está Paul Manafort, exjefe de la campaña de Trump y condenado a más de siete años de cárcel por delitos económicos destapados por Mueller; George Papadopoulos, encarcelado 14 días por mentir al FBI; y el exabogado del presidente Michael Cohen, sentenciado a 3 años por mentir al Congreso, entre otras cosas.