Global

COB pide la renuncia de Evo "si hay necesidad"

COB pide la renuncia de Evo

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, quien fue tachado por diversos sectores de ser funcional al gobierno de turno, esta vez pidió que si "es una acción para que el pueblo se pacifique", Morales debe renunciar.

El llamado a nuevos comicios de Morales se dio también tras que se diera a conocer el informe preliminar de auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA), instancia que detectó manipulación informática en el recuento, por lo que anunció que no puede avalar los comicios del pasado 20 de octubre y recomendó nuevas elecciones con nuevas autoridades electorales.

La OEA denunció que se cometieron “irregularidades” en las elecciones presidenciales y sugirió que se celebraran nuevos comicios, algo a lo cual el presidente accedió de inmediato.

Consultado sobre los pedidos de renuncia de cívicos y opositores, el aliado de Morales dijo: "Compañero Presidente, si hay necesidad de que renuncie para pacificar, renuncie Presidente".

Tremendo oso de Belinda en plena presentación
Belinda apareció frente al publico y dijo "en memoria de la reina del tex-mex, ahora si sirve mi micrófono . Estas cosas pasan cuando estamos en vivo , pero a bailar todo el mundo".

"Supuesto fraude a golpe", dijo enfático el presidente Evo Moralea a Radio Panamericana luego de anunciar en conferencia de prensa nuevas elecciones con renovación del Tribunal Supremo Electoral. Pero además demandó la renuncia de las autoridades de todo el Órgano Electral Plurinacional (OLP), del Tribunal Supremo de Justicia y del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), para luego avanzar en la conformación de una Junta de Gobierno que sea la encargada de organizar las nuevas elecciones.

Los conflictos en Bolivia estallaron el 20 de octubre cuando se celebraron los comicios y la suspensión del conteo provisorio, que se reanudó 24 horas después y dio a Morales como ganador en primera vuelta.

Desde ese entonces, la oposición llamó a la población a manifestarse contra el presidente, lo que desencadenó en enfrentamientos entre defensores y detractores de Morales, que ya dejaron un saldo de tres muertos, 350 heridos y cerca de 220 detenidos.