Global

China y EEUU acuerdan retirar los aranceles de forma progresiva

China y EEUU acuerdan retirar los aranceles de forma progresiva

La primera fase del acuerdo comercial entre Pekín y Washington requiere de la cancelación simultánea de algunas subidas arancelarias, declaró el Ministerio de Comercio de China.

"Esta guerra comercial sin ganadores no solo está perjudicando a los principales contendientes sino que también compromete la estabilidad de la economía global y el crecimiento futuro", dijo Pamela Coke Hamilton, la directora de la división de comercio internacional y productos básicos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), citada en un informe.

La demanda clave de China desde el inicio de las negociaciones ha sido la eliminación de los aranceles punitivos impuestos por el presidente Donald Trump, que ahora se aplican a la mayoría de sus exportaciones a los EE. UU.

El pacto interino incluiría una promesa de Washington de eliminar los aranceles programados para el 15 de diciembre sobre importaciones chinas con valor de unos 156.000 millones de dólares, incluidos teléfonos celulares, computadoras portátiles y juguetes. Segúin informó el portavoz del Ministerio de Comercio de China, Gao Feng, sólo queda que los dos países den el paso de abolir los aranceles para cumplir con la denominada "primera fase" de un acuerdo entre ambas potencias para resolver el conflicto.

Delincuentes ofrecieron droga a militares en Culiacán: AMLO
Durante su conferencia de prensa de este jueves, el mandatario aseguró que el cambio en México se ha llevado a cabo de manera pacífica.

Luego de largas conversaciones, ambos países han acordado "eliminar los aranceles a medida que se vayan haciendo progresos".

A cambio Estados Unidos renunciaría al aumento de entre el 25% y el 30% de nuevos aranceles anunciado por Trump.

Ross, que está de viaje por Asia, no dijo directamente si la retirada de los aranceles era una posibilidad en la Fase 1 de las negociaciones.

Un acuerdo, incluso parcial, permitiría dar confianza a los mercados y hacer una pausa en la guerra comercial entre China y Estados Unidos que empezó en marzo de 2018 cuando Trump decidió poner fin a prácticas comerciales que considera "desleales".