Global

Bordón, tras ataque a la embajada: Superó todo lo previo

Bordón, tras ataque a la embajada: Superó todo lo previo

La ONU denunció este viernes que el uso arbitrario e indiscriminado de balines y perdigones para contener las protestas en Chile constituye una violación "grave" de los derechos humanos y pidió a las fuerzas de seguridad del país que dejen de usar esos proyectiles de manera "inmediata".

Mientras se incendiaba ese edificio de la Universidad Pedro de Valdivia, otro grupo de manifestantes violentos saltó las rejas de la embajada de Argentina en Chile y ocasionó destrozos en su jardín y rompieron algunas ventanas arrojando piedras.

En una nueva jornada de protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera, los manifestantes lograron vencer uno de los portones de la residencia del embajador argentino y llegaron hasta los jardines.

"Fueron varias personas, ingresaron y rompieron vidrios".

Hasta el momento no se evacuó el edificio porque las fuerzas de seguridad no pudieron garantizar la seguridad del traslado de todo el personal diplomático. Al caer la tarde, una marea de manifestantes colmó -por tercer viernes seguido- por completo la avenida Alameda para avanzar hacia la Plaza Italia, portando banderas chilenas, pancartas con mensajes contra el gobierno.

Interruptor de la columna de dirección Kostal
E tiempo modernos, la gente quiere dar más instrucciones al vehículo sin la necesidad de moverse del salpicadero. El interruptor de la columna de dirección bajo el volante es lo que asegurará una buen control de su coche.

Decenas de miles de manifestantes participaban de la llamada tercera marcha más grande de Chile, en la céntrica Plaza Italia de Santiago, que a tres semanas de un estallido sin precedentes rebautizaron con un enorme lienzo "Plaza de la Dignidad". "La sede de la Universidad Valdivia se incendió al frente nuestro, y estaba lleno de barricadas frente a nosotros", describió en Cadena 3.

Muy cerca de la universidad, un grupo de encapuchados saqueó la histórica Parroquia de La Asunción construida en 1876, y quemó parte del mobiliario.

En su mayoría jóvenes desfilaron, frente al palacio de la presidencia, entonando lemas contra el mandatario Sebastián Piñera, reclamando su renuncia e insultando a los policías que resguardaban el edificio.

Asimismo, en ciudades como Viña del Mar se registraban violentos enfrentamientos con la policía y se levantaron barricadas en el centro de la ciudad, informó la agencia de noticias Europa Press.