Global

Bachelet denuncia el "uso innecesario o desproporcionado de la fuerza" en Bolivia

Bachelet denuncia el

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, alertó el sábado de que el "uso innecesario o desproporcionado" de la fuerza policial o militar, puede llevar a la situación en Bolivia a "salirse de control".

Tras las muertes de al menos cinco manifestantes ocurridas el viernes en Sacaba (Cochabamba), en Bolivia, presuntamente a consecuencia del uso de munición letal por parte de fuerzas de seguridad, Bachelet, urgió a las autoridades a garantizar que las fuerzas de seguridad cumplan con las normas y estándares internacionales en materia de uso de la fuerza, así como a asegurar el derecho a la vida y a la integridad física de las personas que protestan.

"Tenemos información de que al menos 17 personas han fallecido en el contexto de las protestas, incluidas 14 sólo en los últimos seis días", detalló la funcionaria de Naciones Unidas.

Indicó que Bolivia está dividido y hay indignación en los distintos sectores políticos del país, pues en una situación como ésta, la acciones represivas por parte del gobierno avivarán más esa ira y pondrán en peligro cualquier vía al diálogo.

Resaltó que, además de las muertes y de los cientos de heridos registrados, la situación se ha visto exacerbada por múltiples arrestos y detenciones, entre las que se cuentan más de 600 personas detenidas desde el pasado 21 de octubre.

Benzema pide a Francia que le permita jugar con otro país
Para intentar el cambio de selección, el primer paso sería perder esa nacionalidad francesa para atenerse al artículo 18 .

Además, pidió a las autoridades que se abstengan de emplear a las fuerzas militares en operaciones de orden público, incluso durante las protestas.

La crisis política en Bolivia estalló tras las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre. "Esta situación no será resuelta por medio de la fuerza y la represión. Insto a todos los actores, incluyendo a los manifestantes, a que renuncien a la violencia para transitar hacia una solución pacífica a la crisis actual", ha concluido. Tras suspender durante más de 24 horas el recuento, el Tribunal Supremo Electoral dio como ganador al presidente Evo Morales sobre su contrincante el expresidente Carlos Mesa con una ventaja suficiente para evitar una segunda vuelta de votaciones. La auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó "irregularidades".

El domingo 10 de noviembre por la mañana el presidente Morales comunicó que se realizarían nuevas elecciones pero más tarde los responsables del Ejército le "sugirieron que renunciara" para que el país lograra pacificarse. Evo Morales proclamó su victoria mientras que la oposición denunció un "fraude gigantesco". Actualmente se encuentra asilado en México.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ni el gobierno que encabeza han reaccionado oficialmente al comunicado de Bachelet. El partido de Evo Morales, Movimiento al Socialismo, mantiene la mayoría parlamentaria.