Global

Investigan la muerte por sobredosis de un bebé en el Gregorio Marañón

Investigan la muerte por sobredosis de un bebé en el Gregorio Marañón

El caso se investiga como un presunto delito de homicidio imprudente por negligencia profesional.

Durante el proceso de recuperación se le administró por vía oral y accidentalmente, según los propios documentos internos del hospital, el micofenolato, que es un inmunosupresor habitual para el tratamiento de pacientes que reciben un trasplante de órganos.

La presidenta madrileña ha trasladado de el "apoyo" del Gobierno regional a la familia del bebé fallecido y su voluntad de "estar cerca de ella para en estos momentos poder ayudarle en todo".

Los hechos ocurrieron el pasado 19 de febrero y al pequeño se le dio un gramo de micofenolato oral cuando tenían que habérsele suministrado 100 miligramos, tal y como viene admitido en la historia clínica y que publica el citado diario.

Premio Nobel de Literatura: Olga Tokarczuk y Peter Handke fueron los galardonados
Arnault presuntamente también filtró el nombre de los ganadores del Nobel de Literatura en siete oportunidades. Martin, quienes suenan cada año entre los posibles candidatos al Premio Nobel de Literatura .

El menor de nueve meses nació con problemas cardíacos, por lo que el pasado 18 de noviembre recibió un trasplante de corazón.

La denuncia expone que el menor, durante su ingreso hospitalario en el Gregorio Marañón durante el mes de febrero le fue administrado una dosis 10 veces superior a la correspondiente de micofenolato mofetilo entera (172 mg/Kg/dosis= 3600 mg/m2/dosis).

Al darse cuenta de la negligencia, de la que hay constancia escrita con la propia palabra "error" en la historia clínica del bebé, se intentaron revertir los efectos con "carbón activado y colestiramina". Se realiza ecografía y TC abdominal, decidiéndose realizar revisión quirúrgica del abdomen un día después por sospecha de isquemia y perforación intestinal, y se retira catéter de diálisis permanente. Desde el Defensor del Paciente apuntan a que el Hospital Gregorio Marañón de Madrid no ha ofrecido explicaciones a los padres, ni se les ha brindado ayuda psicológica. Sin embargo, la dosis 10 veces mayor de micofenolato le provocó una necrosis intestinal que terminó con su vida dos semanas después.

Ahora la justicia está investigando si el fallo se debió a una errónea prescripción del médico o a un fallo por parte de la enfermera que le suministró la dosis.