Negocios

Inicia en Alemania juicio masivo contra Volkswagen

Inicia en Alemania juicio masivo contra Volkswagen

400.000 propietarios de vehículos diésel en Alemania.

El primer gran juicio de consumidores contra Volkswagen en Alemania comienza este lunes, con cientos de miles de clientes que reclaman una reparación por sus vehículos diésel trucados, cuatro años después del estallido del 'dieselgate'.

Unos 30.000 mil millones de euros le ha costado ya a la Volkswagen la manipulación de los sistemas de control de escape de gases de 11 millones de vehículos diésel vendidos en todo el mundo que se destapó hace 4 años. Le reclaman a la automotriz que fueron engañados al manipular los motores para que parecieran menos contaminantes de lo que en verdad eran.

Son cerca de sesenta los objetos de litigio contemplados, en una demanda encabezada por la Asociación Alemana de Organizaciones de Consumidores (VZBV) y el poderoso club de automovilistas ADAC, con 20 millones de abonados en el país.

El examen de este requerimiento colectivo durará al menos hasta 2023, debido a la posibilidad de una apelación ante la Corte Federal, según Volkswagen.

Más de 450.000 personas se inscribieron en esta acción colectiva, la primera de este tipo en Alemania, según un procedimiento adoptado en el contexto del "dieselgate". Es probable que la demanda del consumidor se prolongue durante un período en el que la compañía se enfrenta a un cambio a los autos eléctricos y a ventas más lentas en algunos mercados clave.

Los jueces deberán abordar unos 50 puntos, pero la cuestión principal será determinar si Volkswagen 'provocó un prejuicio' y 'actuó de manera contraria a la ética'.

Mujer confunde a un coyote con un perro y lo rescata
Las fotos de ella con el animal salvaje y potencialmente peligroso se volvieron rápidamente virales. Finalmente, el animal quedó en perfectas condiciones, pero la mujer decidió dejarlo libre.

Si la sentencia desfavorece a Volkswagen cada consumidor registrado deberá reivindicar sus derechos de forma individual, algo que puede tardar al menos un año mas.

El presidente de la VZBV, Klaus Müller, se ha mostrado optimista y asegurado que "es posible que el dinero fluya rápidamente" a pesar de que la empresa se ha negado a llegar a un acuerdo prejudicial.

El fabricante considera "poco imaginable" un acuerdo de ese tipo, debido a la heterogeneidad de las situaciones, como la compra de vehículos en el extranjero o después de la revelación del escándalo.

Una segunda audiencia está prevista para el 18 de noviembre.

En paralelo, en Alemania se presentaron 61.000 demandas individuales, de las que una parte llevaron a acuerdos extrajudiciales.

De momento, el fabricante apenas pagó tres multas en Alemania por un total de 2.300 millones de euros, pero sigue estando amenazado por toda una lista de procedimientos civiles y penales.

La semana pasada, el actual director ejecutivo, Herbert Diess, y el presidente del consejo de vigilancia del grupo, Hans Dieter Pötsch, fueron enviados ante la justicia por manipulación de la cotización en bolsa. El antiguo dirigente Martin Winterkorn, quien tuvo que dimitir en 2015, fue además despedido por "fraude".