Tecnología

Galaxia Andrómeda devorará a la Vía Láctea

Galaxia Andrómeda devorará a la Vía Láctea

Un equipo de científicos australianos y estadounidenses han encontrado evidencia de una fuertísima explosión que se produjo hace 3,5 millones de años en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

El fenómeno, conocido como una llamarada de Seyfert, creó dos enormes 'conos de ionización' que atravesaron la Vía Láctea, comenzando con un diámetro relativamente pequeño cerca delagujero negro y expandiéndose enormemente a medida que salían de la Galaxia. Ese es el hallazgo que surge de la investigación realizada por un equipo de científicos dirigido por el profesor Joss Bland-Hawthorn, del Centro de Excelencia ARC de Australia para All Sky Astrophysics in 3 Dimensions (ASTRO 3D), que se publica en 'The Astrophysical Journal'.

La llamarada se sintió en la Corriente de Magallanes a 200.000 años luz de distancia, un rastro de gas de galaxias enanas cercanas como las Grandes y Pequeñas Nubes de Magallanes. La corriente de Magallanes se encuentra a un promedio de 200 mil años luz de la Vía Láctea.

Los investigadores usaron datos compilados por el Telescopio Espacial Hubble para revelar que la explosión masiva tuvo lugar hace poco más de tres millones de años, lo cual es "asombrosamente reciente en términos galácticos". Solo podría haber sido desencadenada por la actividad nuclear asociada con el agujero negro.

"El resplandor debió de haberse asemejado a la luz de un faro en la niebla", afirma a ABC Bland-Hawthorn.

Así luce Thylane Blondeau a los 18 años con Óscar Casas
Y es que esta pareja es la protagonistas de la nueva campaña de la conocida fragancia 'Amor Amor', de Cacharel . Y lo ha hecho junto al joven actor español Óscar Casas , hermano menor del también intérprete Mario Casas .

"Este es un evento dramático que sucedió hace unos millones de años en la historia de la Vía Láctea -señala la profesora Lisa Kewley, directora de ASTRO 3D-". La estruendo, estiman los estudiosos, duró unos 300.000 años, un período extremadamente corto en términos galácticos.

Los astrónomos tienen mucho tiempo estudiando la galaxia Andrómeda que se ha caracterizado por devorar a otras formaciones estelares, su próxima víctima es la la Vía Láctea. "¡Es una suerte que no estemos residiendo ahí!". "Siempre pensamos en nuestra galaxia como una galaxia inactiva, con un centro no tan brillante".

"Estos resultados cambian drásticamente nuestra comprensión de la Vía Láctea", dijo Magda Guglielmo, coautora del estudio de la Universidad de Sydney. En cambio, estos nuevos resultados abren la posibilidad de una reinterpretación completa de su evolución y naturaleza. Este evento ocurrió hace solo 3,5 millones de años (cuando nuestros ancestros ya habitaban la Tierra) y tuvo un alcance tan grande que afectó a las estructuras cósmicas fuera de la galaxia.

Sagitario A, el agujero negro de la Vía Láctea, es 4,2 millones de veces más masivo que el Sol y es generalmente una bella durmiente, o sea, no está muy activo.

El último trabajo confirma a SgrA * como principal sospechoso, pero los investigadores reconocen que todavía queda mucho trabajo por hacer. De esta forma, el estudio Además encierra una amenaza, Ya que si es que el agujero negro fue capaz de semejante detonación alguna vez, tal vez pueda retornar a ocurrir.