Global

El Parlamento frena el Brexit y la gente pide otro referéndum

El Parlamento frena el Brexit y la gente pide otro referéndum

El presidente del Parlamento británico, John Bercow, anunció este lunes que la Cámara baja no celebrará este lunes la votación decisiva sobre el acuerdo del brexit del primer ministro, Boris Johnson, porque ya tuvo ocasión de hacerlo el pasado sábado. Se ha visto obligado a buscar una extensión de la fecha límite del 31 de octubre, pero dice que va a luchar hasta el final para completar el divorcio del Reino Unido de la Unión Europea a tiempo.

Bercow explicó que "en substancia, la moción presentada por el gobierno es la misma", cuando los diputados conservadores lo presionan para que la reconsidere porque han cambiado las circunstancias.

"En resumen, la moción de hoy es en sustancia la misma que la moción del sábado y la Cámara ya ha decidido en el asunto".

Por su parte, Johnson se ha mostrado decepcionado ante la decisión de Bercow, según un portavoz del primer ministro.

Las enmiendas terminaron por arruinar el acuerdo alcanzado la pasada semana con la Unión Europea, aunque los ministros de Johnson aseguraban contar con los apoyos necesarios para su aprobación en el Parlamento.

" "Referentes del fútbol chileno se unen al pueblo: "¡Políticos, escuchen!"
" Ojalá las autoridades escuchen al pueblo y dejen de jugar con él ", complementó. "Algo más? No será mucho", escribió el golero del Manchester City.

Por imposición legal Johnson envió una carta a Bruselas con dicha petición, pero no la firmó y la acompañó de una segunda misiva, ésta firmada, en la que consideraba que sería una mala idea.

Fuentes diplomáticas citadas en el informe dijeron que el retraso sería "fungible", lo que significa que el Reino Unido podría salir antes, el 1 o 15 de noviembre, diciembre o enero, si el acuerdo de Johnson se ratifica antes de que termine la prórroga.

A pesar del revés propinado por Bercow, el Gobierno arranca este martes en el Parlamento la tramitación y votación del proyecto de ley del Brexit, en el que se tendrá que trasponer el tratado de retirada de la UE a la legislación británica y que el Ejecutivo pretende llevar a cabo por un procedimiento de urgencia para tratar de tenerlo listo antes de finales de mes, por mucho que haya tenido que solicitar la prórroga a Bruselas.

En caso de que el plan sea aprobado, el gobierno propondrá una moción diseñada para acelerar el progreso de un proyecto de ley que implementa el acuerdo del Brexit y ajustarlo a la legislación británica: el Proyecto de Ley de Salida.