Global

Rivera tacha de "tomadura de pelo" la respuesta de Sánchez

Rivera tacha de

Hubo cruce de cartas entre Albert Rivera y Pedro Sánchez, llamadas del secretario general del PSOE a los líderes de las otras tres grandes formaciones y acusaciones cruzadas. Se trata de un fracaso colectivo que desembocará en las quintas elecciones generales en tan sólo cuatro años, en lo que se ha convertido en el periodo de mayor inestabilidad política y zozobra institucional de las últimas décadas en España. "Los españoles saben cuál es la realidad", ha dicho la formación naranja en un comunicado. Aquel año, el entonces líder de la oposición Pedro Sánchez se sometió a una sesión de investidura a pesar de que tenía menos diputados que su principal rival, el derechista Mariano Rajoy, que estaba acosado por los graves casos de corrupción en su partido. Aquella sesión de investidura no salió adelante en hasta dos votaciones, en gran parte por el voto en contra de la formación emergente Podemos, liderada por Pablo Iglesias. Sin embargo, el ya presidente Sánchez tuvo que adelantar las elecciones ante su incapacidad para sacar adelante los presupuestos al no sumar la mayoría parlamentaria necesaria.

La comunidad foral ha vuelto a convertirse en el epicentro del debate político con el último giro protagonizado por Ciudadanos, después de que este viernes el propio Rivera se haya ofrecido a facilitar la investidura del candidato socialista si este asume tres compromisos: "Si Sánchez dice sí a un gobierno constitucionalista en Navarra, sí al respeto a las sentencias del procés y a no indultar a los condenados y se compromete con la economía".

Ante el bloqueo político de estos cinco meses, el Rey de España decidió convocar una nueva ronda de consultas con todos los líderes políticos para conocer de primera mano la postura de cada partido.

Pero sobre todo Sánchez decidió la repetición electoral cuando supo que los sondeos electorales daban al PSOE un notable ascenso de votos y escaños frente a los retrocesos que las encuestas les asignaban a sus más directos adversarios, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Frente a la disyuntiva que se planteó entre el bloque conservador y el progresista, los españoles eligieron avanzar sin aventuras, con moderación y seguridad.

El Banco estará operativo tras intervención de la Sudeban — BOD
El pasado lunes la Superintendencia de Bancos de Panamá tomó el control operativo y administrativo de uno de los afiliados del Banco BOD , AllBank, Corp en Panamá .

De ahí que haya reconocido que el "único límite" que puso en estos meses fuera "no aceptar un Gobierno minado por la división y la desconfianza y cuya estabilidad no descansara exclusivamente de las fuerzas independentistas".

El líder de Podemos, que puso como condición para dar su apoyo a Pedro Sánchez negociar con él un gobierno de coalición, ha dicho que hace falta "un presidente que entienda el multipartidismo" y ha avisado de que "España ha cambiado y no va a retroceder". Lo he intentado todo, pero lo han hecho imposible.

Algunas de las voces críticas de Ciudadanos, varios ya fuera de la formación, que discrepaban con el "veto" a Sánchez impuesto por Rivera han aplaudido el giro de 180 grados que ha dado el líder del partido cone este nuevo planteamiento, aunque han señalado que puede que este llegue demasiado tarde, así como han apuntado a que la dirección de la formación actúa bajo un "cierto tacticismo electoral".