Cultura

Nueve mujeres denuncian a Plácido Domingo de acoso sexual

Nueve mujeres denuncian a Plácido Domingo de acoso sexual

Durante la madrugada de este martes, Associated Press reveló los testimonios de nueve mujeres que acusan de acoso sexual al reconocido tenor español Plácido Domingo. Todas han preferido mantenerse en el anonimato, salvo Patricia Wulf, una mezzo-soprano que trabajó con el cantante en la Ópera de Washington. Una de ellas denunció que el tenor le metió la mano por debajo de la falda y otras tres aseguran que las besó a la fuerza en lugares como un camerino, una habitación de hotel y una comida de negocios, consignaEl País. "Pero que alguien intente agarrarte la mano durante una comida de trabajo es raro, o que te ponga la mano en la rodilla es un poco raro. Siempre te estaba tocando de alguna forma, siempre besándote", indicó una de las denunciantes.

El medio asegura, también, haber hablado con otras decenas de representantes del mundo de la ópera, desde cantantes hasta tramoyistas, que dicen haber sido testigos de comportamiento sexual inapropiado del artista. Así, una cantante explicaba que la invitó a salir varias veces después de contratarla para que cantara una serie de conciertos con él en la década de los noventa.

Así, AP hace eco de las revelaciones de ocho mujeres y una bailarina, quienes presuntamente fueron acosadas por el tenor, en encuentros desde la década de los 80.

Asegura, que "las acusaciones de estos individuos sin nombre que datan de hace treinta años son muy preocupantes e inexactas". "Aún así, es doloroso oír que he podido molestar a alguien o hacerles sentir incómodos, da igual cuánto tiempo haga de ello y a pesar de mis mejores intenciones", expresaba.

"Creía que todas mis interacciones y relaciones siempre eran bienvenidas y consensuadas", reconoció en su declaración. "La gente que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que dañe, ofenda o avergüence a nadie a propósito", ha añadido.

Falleció el Tata Brown
Juan Ignacio, el hijo de José Luis Brown , había confirmado hace meses que su padre padecía de " demencia senil con Alzheimer ". Su memoria y su amor por el club perdurará eternamente.

"Sin embargo, reconozco que las reglas y valores por los que hoy nos medimos, y debemos medirnos, son muy distintos de cómo eran en el pasado".

"Tengo la suerte y el privilegio de haber tenido una carrera de más de 50 años en la ópera y me mantendré en los más altos niveles", concluyó el español.

Dos de las artistas dijeron que cedieron a los acosos de Domingo, sintiendo que no podían arriesgarse a poner en peligro sus carreras al decir que no al hombre más poderoso de su profesión.

Ninguna de las mujeres puede ofrecer documentación, como mensajes telefónicos, pero la agencia habló con muchos colegas y amigos en quienes confiaban y verificó que las "mujeres trabajaban donde dijeron que trabajaban y que Domingo las dirigía en esos teatros".