Global

Juárez y El Paso, ejemplo para Estados Unidos: Beto O'Rourke

Juárez y El Paso, ejemplo para Estados Unidos: Beto O'Rourke

Beto O'Rourke, el precandidato demócrata a la presidencia, cruzó la frontera de Estados Unidos hacia México para asistir al funeral de Ivan Manzano, uno de los ocho mexicanos que fallecieron en el tiroteo ocurrido en un Walmart de El Paso, Texas.

"En este momento de crisis y de odio y de racismo y de violencia podemos dar el ejemplo de El Paso y de Ciudad Juárez y de la frontera, en que tenemos aquí una comunidad en la que podemos tratar a cada persona con respeto y dignidad iIncluyendo en este momento especialmente las comunidades de migrantes; yo pienso que el país de los Estados Unidos necesita este ejemplo que tenemos aquí", refirió.

O'Rourke dijo que la familia que lo invitó al funeral le pidió no revelar la identidad de la víctima, pero aseguró que El Paso y Ciudad Juárez es una comunidad binacional.

Se cree que el agresor escribió un manifiesto racista y antiinmigrante que publicó en internet poco antes de abrir fuego el sábado.

Hermanos Uribe, absueltos por el caso de Yuliana Samboní
Y es que la Fiscalía había acusado a los hermanos de borrar chats y ocultar información de los hechos que rodearon el asesinato. Francisco y Catalina Uribe recibieron la noticia de su absolución.

"Estoy muy orgulloso de esta comunidad en estos momentos", declaró. O´Rourke ha culpado a la retórica del presidente Donald Trump de propagar el miedo y el odio, ante lo cual el mandatario tuiteó que el texano debería "guardar silencio".

Las imágenes del alarde de Trump en el Centro Médico de la Universidad en El Paso el miércoles fueron divulgadas el jueves y en el video, filmado por un transeúnte y transmitido por la televisión KFOX14, se ve a un Trump jovial alabando al personal médico en el hospital, diciéndoles 'están hablando de ustedes en todo el mundo'.

Había otro funeral programado en las próximas horas para Elsa Mendoza, directora de una escuela primaria de Ciudad Juárez.

El sospechoso del ataque, Patrick Crusius, de 21 años, enfrenta cargos de homicidio punible con la pena capital.