Global

Cuerpos donados son vendidos al ejército para probar bombas

Cuerpos donados son vendidos al ejército para probar bombas

El cuerpo había sido donado al -ahora- desaparecido Centro de Recursos Biológicos (BRC), quienes después lo vendieron al ejército estadunidense. Sin embargo, se enteraron de que los restos tuvieron otro destino: el Ejército de los Estados Unidos los compró para explotarlos en un experimento.

Un hombre se llevó una triste sorpresa al descubrir que el cadáver de su madre fue explotado por el Ejército.

El personal de esta empresa le aseguró a la familia que lo enviarían a un centro neurológico.

"Me siento tonto, porque no soy una persona que confía. Creo que esa confianza es de lo que se alimentaron par hacerme esto", reflexionó Jim al ser entrevistado por KNXV-TV.

En 2014, Jim Stauffer, natural de Arizona, Estados Unidos, donó el cuerpo de su madre a una compañía que se comprometió "mediante un contrato" a redestinarlo solo para investigaciones científicas.

Cuánto dinero le quedará al argentino que ganó 900000 dólares — Mundial Fortnite
Pero en general los países establecen convenios para evitar que se pague dos veces sobre una misma actividad. Pero en caso de que decidan que es un ingreso esporádico, se salvará de pagar ese 5 %.

Según el hijo de Doris -en declaraciones que reproduce el diario The Independent- cuando entregaron el cuerpo de la mujer al laboratorio firmaron un documento en el que negaban explícitamente que fuera usado para pruebas o experimentos con explosivos. Junto al de Doris una veintena de otros cuerpos fueron usados en las pruebas.

"Realmente había una redacción en este papeleo sobre la realización de estas cosas.'Realizando estas pruebas médicas que pueden involucrar explosiones, y dijimos que no. Marcamos la casilla "no" en todo eso", reiteró el hombre que no sabe cómo va superar este trago amargo. "Cada vez que hay un recuerdo, cada vez que hay una fotografía que miras, hay algo feo que sucedió justo ahí mirándote", mencionó.

La agencia de noticias Reuters dijo que en este centro médico se encontraron más de 1.755 partes del cuerpo humano, que fueron retirados en 142 bolsas y pesaban 10 toneladas.

Cada uno de los cuerpos fue vendido por BRC en US$ 5.893, unos 4 millones 200 mil pesos chilenos.

Fue en octubre de 2015 cuando Gore se declaró culpable de diversos cargos federales, entre ellos el de operar un negocio ilegal, pero la semana pasada fue sentenciado a cumplir un año de prisión diferida, cuatro años de libertad condicional y además deberá pagar USD 121.000 en restitución a las familias afectadas.