Global

Bolsonaro aceptaría la oferta del G7 sólo si Macron se disculpa

Bolsonaro aceptaría la oferta del G7 sólo si Macron se disculpa

Brasil prohibió las quemas en campos y forestas durante dos meses para tratar de poner fin a los incendios en la Amazonia, una medida recibida con escepticismo ante la magnitud de un fenómeno que provocó una crisis ambiental y diplomática.

Medios brasileños reportaron que Macron afirmó que podría encararse un "estatuto internacional" para la Amazonía si Brasil no consigue controlar la deforestación de la mayor selva tropical del mundo ante el avance de las actividades agropecuarias y de deforestación.

La tala y quema de los terrenos es una práctica común, usada hasta por los indígenas, que permite preparar la tierra para las siembras, y en la Amazonía brasileña está permitida bajo determinadas normas, que han quedado suspendidas durante los próximos 60 días. Ese número marca un aumento de 77% respecto al mismo periodo del año pasado y constituye un récord de incendios desde 2010.

De acuerdo con datos oficiales, actualmente 3.012 personas entre militares y brigadas, además de 205 vehículos, actúan en las regiones amazónicas afectadas por las llamas.

El director de Greenpeace Chile, Matías Asún, señaló que su llamado es al presidente Bolsonaro a que "apague el incendio y no favorezca su destrucción a través de la desregulación, a través de limitación de las políticas ambientales".

Macri sostuvo que alcanzar tranquilidad "no depende solo de un gobierno"
Basta de resignación, que no le gane a la esperanza. "Tiene que crecer y reafirmarse en el corazón y de cada uno de nosotros". Podemos lograr eso y mucho más. "Como Presidente estoy acá para seguir dando pelea en ese futuro que nos merecemos", dijo.

"Si algunos países quieren colaborar, respetando la soberanía de Brasil, y Brasil cree que esa ayuda es útil, muchos países estamos dispuestos a colaborar, y por eso Chile va a enviar cuatro aviones especializados en combate aéreo contra incendios", dijo Piñera en una conferencia de prensa junto a su par brasileño. Y cuando ustedes miran el tamaño de Brasil, la octava economía del mundo, parecen US$20 millones es nuestro precio.

Tras el encuentro, el Mandatario chileno remarcó que "los países amazónicos tienen soberanía y eso hay que reconocerlo siempre, por lo tanto, son ellos los principales interesados y responsables en cuidar y proteger los bosques y la biodiversidad". "Brasil no tiene precio, 20 millones o 20 trillones es la misma cosa para nosotros", dijo.

Alemania de querer "comprar" la soberanía de Brasil con ayuda financiera. "20 millones o 20.000 millones es lo mismo para nosotros", agregó el mandatario.

Desde Estados Unidos, Garrett Marquis, portavoz de seguridad nacional del presidente Donald Trump, afirmó no estar de acuerdo con la iniciativa del G7 porque, según publicó en su cuenta de Twitter, "no incluyó consultas con el Gobierno de Jair Bolsonaro".