Deporte

Piqué deberá pagar a Hacienda por derechos de imagen

Piqué deberá pagar a Hacienda por derechos de imagen

Esta sentencia, que obliga al futbolista a pagar 2.1 millones de euros, es susceptible de recurso de casación.

La Audiencia Nacional desestimó el recurso presentado por el futbolista español del Barcelona Gerard Piqué contra una decisión del Tribunal Económico-Administrativo Central que le obliga a pagar 1.457.855,61 euros por una regulación tributaria de los ejercicios 2008, 2009 y 2010 y 678.012,59 adicionales en concepto de sanción. Para defraudar a la Agencia Tributaria, Piqué simuló la cesión de sus derechos de imagen a su empresa, Kerad Project 2006, por un precio pactado de 3.000 euros por un período de 20 años, "totalmente irrisorio y fuera de toda lógica comercial".

Piqué es uno de los jugadores o exjugadores del Barça denunciados y condenados por fraude fiscal, junto a Leo Messi (por evadir 4,1 millones), Samuel Eto'o (3,4), Javier Mascherano (1,5), Alexis Sánchez (un millón) y Adriano Correia (646.000 euros), en una larga lista de futbolistas de la Liga encabezada por Cristiano Ronaldo (14,7 millones). Por consiguiente, el futbolista pagó el impuesto de sociedades con un tipo del 30% en lugar del 45% que le hubiese sido estipulado como persona física en el IRPF.

La UF se congela: IPC de junio fue nulo
En tanto, en los descensos mensuales de precios destacó el ítem de transporte (-0 ,2 por ciento). Las restantes divisiones con influencias negativas contribuyeron -0,073 pp.

Respecto del contrato de representación entre Gerad Piqué e IMG, "en la liquidación se considera que es el Fútbol Club Barcelona (FCB) quien paga por cuenta del jugador las comisiones pactadas en el contrato de representación, es decir que, las cantidades satisfechas por el FCB a IMG, no son el pago de ninguna prestación de servicios por parte de IMG al FCB, sino que se trata de unas cantidades que el FCB paga a IMG por cuenta de su jugador".

Tras la inspección, el organismo fiscal concluyó que el futbolista obtuvo ingresos del trabajo como jugador de fútbol profesional residente en España procedentes del Real Zaragoza, del Manchester United y de la Federación Española de Fútbol, por su participación de la Copa Confederaciones celebrada en Sudáfrica en 2009. A la Agencia Tributaria le llamó la atención Kerad Project.

Piqué aseguró en su recurso que el contrato con la empresa en cuestión, Kerad Project, de la que es accionista único, no era simulado, pero los jueces de la Audiencia Nacional han tumbado sus alegaciones, puesto que, aunque había cedido sus derechos de imagen a esta entidad, siguió firmando contratos con otras empresas que incluían la cesión de esos derechos.