Global

Desigualdad salarial, un problema global: OIT

Desigualdad salarial, un problema global: OIT

La mayoría de los trabajadores del mundo subsiste con un salario notablemente bajo y para muchos tener un empleo no significa ganar lo suficiente para vivir.

Al avanzar al extremo de la pobreza, las cifras muestran que la desigualdad se va profundizando: el 20% de los trabajadores con ingresos más bajos - cerca 650 millones de personas en todo el mundo - perciben menos de 1% del ingreso laboral mundial, una cifra que apenas ha cambiado a lo largo de los últimos 13 años. A nivel mundial, además, si se distribuyen los asalariados en tres grandes grupos (salarios bajos, medios y altos), solo el grupo de los sueldos elevados mejora su situación entre 2004 y 2017, mientras que la clase media y baja ven recortados sus ingresos salariales.

En el reporte "Conjunto de datos relativo a la proporción del ingreso laboral y su distribución" de la Organización Internacional del Trabajo, se dio a conocer que el 10 por ciento de la población de trabajadores en el mundo percibe el 48.9 por ciento de la remuneración mundial y los empleados de salarios más bajos perciben sólo el 6.4 por ciento. Más bien, es consecuencia de la creciente prosperidad en las economías emergentes, específicamente China e India.

Los resultados principales muestran que, a nivel mundial, la media de ingresos nacionales destinada a los trabajadores disminuyó de 53,7 por ciento en 2004 a 51,4 por ciento en 2017. El segundo analiza la manera en que el ingreso laboral está distribuido. "A nivel mundial, el salario promedio de los trabajadores en la mitad inferior de la distribución de los ingresos es de apenas 198 dólares mensuales", ha subrayado.

Australia demanda a Samsung por engañar sus consumidores
Samsung mostró los teléfonos Galaxy utilizados en situaciones que no deberían ser para atraer clientes. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

"Los datos demuestran que, en términos relativos, el aumento de los salarios laborales más altos va asociado con pérdidas para todos los demás, ya que tanto los trabajadores de clase media como los de ingresos más bajos ven disminuir su participación en los ingresos", dijo Steven Kapsos, el jefe de la Unidad de Producción y Análisis de Datos de la OIT. Al analizar la distribución del salario medio entre los países, asegura que la parte recibida por la clase media (el grupo conformado por el 60% de los trabajadores de nivel medio) descendió entre 2004 y 2017, pasando de recibir el 44,8% al 43% del dinero. Los países donde las personas de rentas más altas vieron su parte del salario nacional aumentar de al menos un punto porcentual incluyen Alemana, Indonesia, Italia, Pakistán, el Reino Unido y Estados Unidos. En el África subsahariana, el 50% los trabajadores en el nivel más bajo de la escala reciben sólo el 3,3% de los ingresos laborales, mientras que en la Unión Europea se recibe el 22,9% del ingreso total pagado a los trabajadores.

Por países, el estudio indica que los menos desarrollados son a la vez los que presentan mayor concentración salarial en las partes altas de la tabla, siendo naciones como República Democrática del Congo, Costa de Marfil, Liberia, Níger o Uganda las más desiguales al concentrar su 10 por ciento más rico de trabajadores el 70 a 80 por ciento del total de ingresos.

Esta publicación forma parte de las recomendaciones formuladas por la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo de la OIT.