Global

Youtuber fue condenado por humillar a un indigente en un video

Youtuber fue condenado por humillar a un indigente en un video

El fallo de la sentencia es novedoso: prohíbe a Kanghua "acudir" al escenario del delito, un escenario virtual como YouTube, durante cinco años.

Un célebre youtuber español fue condenado a 15 meses de cárcel por humillar en uno de sus vídeos a un habitante de la calle en Barcelona, a quien ofreció unas galletas rellenas de crema dental, anunció este viernes la justicia española.

Al no contar con antecedentes penales, ReSet podrá cumplir su condena fuera de prisión, además un tribunal de Barcelona señaló que no subirá ningún vídeo nuevo a su canal de YouTube durante cinco años y lo han obligado a pagar 20 mil euros de indemnización al indigente. La juez considera que el vídeo que colgó fue "un acto claro e inequívoco de contenido vejatorio" y que, además, la ingesta de pasta de dientes provocó un "padecimiento físico" -sufrió vómitos y molestias digestivas- y psíquico. La condena ha sido posible gracias a la investigación impulsada por la Fiscalía de delitos de odio contra Kenghua.

En el juicio, el joven alegó que el vídeo formaba parte de los "retos" que afrontaba periódicamente en su canal y que todo lo hizo "en plan broma". Ahora tendrá que pagar una indemnización que multiplica por diez esa cantidad.

Aerolíneas Argentinas cancela todos sus vuelos del 29 de mayo
La medida de la compañía de bandera afecta a 330 servicios y más de 37.000 pasajeros. También es posible comunicarse vía telefónica con el 0810-222-86527.

Tras publicar el video en la plataforma, obtuvo ganancias que superaron el millón de pesos, ya que por ese entonces estaba entre los 200 youtubers más importantes de Iberoamérica, de acuerdo a los datos entregados por los Mossos d'Esquadra.

ReSet creó su canal de Youtube en diciembre de 2014, con el que se convirtió en uno de los "influencers" más conocidos de España y América Latina, con 1,1 millones de suscriptores y 124 millones de visualizaciones de sus contenidos. "Creo que no se los limpia desde que se volvió pobre". Por ese motivo ReSet borró el video y le ofreció 300 euros al mendigo para intentar que no lo denunciara. Algo que no negó en el juicio: "Si me meto con gente más musculosa, me arriesgo a que me peguen, que la gente tiene muy mala leche".

La magistrada Rosa Aragonés, explicó que "humilló y vejó a una persona vulnerable, sin hogar, de edad muy superior, que no habla los idiomas oficiales y presenta deterioro por la vida en la calle y por alcoholismo".