Global

Hallan una reserva de agua dulce oculta bajo las aguas del Atlántico

Hallan una reserva de agua dulce oculta bajo las aguas del Atlántico

Los investigadores creen que se trata de la formación de este tipo más grande que se haya encontrado en el mundo hasta la fecha.

Expertos de la Universidad de Columbia, en Nueva York, aseguran que en la costa noreste de Estados Unidos se encuentran casi 3 mil kilómetros cúbicos de agua dulce, por debajo del agua salada.

Gustafson dijo que emplearon mediciones innovadoras de las ondas electromagnéticas para trazar un mapa del agua, ya que el agua resultaba invisible para otras tecnologías.

Desde 1970 se había perforado la costa en busca de petróleo, sin embargo, lo que hallaron fue sólo agua dulce.

El cine de luto: falleció Isabel "La Coca" Sarli
Se golpeó la cadera izquierda y debió ser trasladada de urgencia al Hospital de San Isidro, donde la operaron el 22 de ese mes. La 'Coca', como todo el país la llamaba, se encontraba internada en esa clínica desde fines de mayo.

El hallazgo fue realizado gracias a una exploración mediante el sondeo magnetotelúrico: cuanto más salada es el agua, mejor conduce la corriente eléctrica. Los agujeros de perforación son solo pinchazos en el lecho marino, y los científicos se preguntaban si los depósitos de agua eran solo bolsas aisladas o algo más grande.

El coautor del estudio, el geofísico de Lamont-Doherty, Kerry Key, hace unos 20 años ayudó a las compañías petroleras a desarrollar técnicas para usar imágenes electromagnéticas del subsuelo marino en busca del petróleo, reportó el Instituto.

Las ONG World Wild Fund y Bloom señalaron a España como uno de los mayores responsables en la destrucción de los océanos y la depredación de los recursos, y le exigieron que cambie su sistema pesquero en el océano Atlántico Sur. La profundidad de los acuíferos, por su parte, se estima entre 180 y 360 metros por debajo del fondo del océano. Si investigaciones futuras muestran que el acuífero se extiende más al norte y al sur, rivalizaría con el gran Acuífero de Ogallala, que suministra aguas subterráneas vitales a ocho estados de Great Plains, desde Dakota del Sur hasta Texas. Más tarde, los niveles del mar subieron. Key decidió luego ver, si de alguna forma la tecnología también podía ser utilizada para encontrar depósitos de agua dulce.

"A medida que el agua de las lluvias y los cuerpos de agua se filtran a través de los sedimentos de la costa, es probable que sea bombeada hacia el mar por la presión ascendente y descendente de las mareas", dijo Key. Además, el acuífero es generalmente más fresco cerca de la costa, y más salado cuanto más lejos se va, lo que sugiere que se mezcla gradualmente con el agua del océano a lo largo del tiempo. "Probablemente no necesitemos hacer eso en esta región, pero si podemos demostrar que hay grandes acuíferos en otras regiones, eso podría representar un recurso" en lugares como el sur de California, Australia, el Medio Oriente o el África sahariana, dijo. Su grupo espera ampliar sus encuestas.