Negocios

Hacen guiño a "México" en lanzamiento de campaña de Trump

Hacen guiño a

Con más de 80 personas integradas de tiempo completo en su campaña electoral, Trump dispone ya de 13 directores para su reelección en Estados clave y de acuerdo con The Washington Post, busca tener un millón de voluntarios para noviembre de 2020.

Durante su mitin para lanzar su campaña de reelección, Donald Trump pidió a los asistentes que votaran, a gritos, por su nuevo lema de campaña.

"Estamos construyendo grandes pantallas de cine fuera (del estadio) para que todo el mundo (pueda verlo)".

El miércoles pasado, Trump se felicitó en un tuit porque había 74 mil solicitudes de entradas para el Amway Center, lugar en Orlando con capacidad para 20 mil personas, donde anunciará hoy su candidatura. ¡No va a suceder!

El acto dará oficialmente el pistoletazo de salida a la campaña de reelección de Trump, cuando faltan más de dieciséis meses para las elecciones de noviembre de 2020 y más de un año para que la oposición demócrata defina cuál de sus 24 precandidatos competirá finalmente contra el presidente.

Acusan a Guaidó de corrupción y robo de fondos en Venezuela
Se refería al desalojo, el pasado 15 de mayo, de unos 60 uniformados y sus familias por deudas con el hotel donde se hospedaban. El jefe del Parlamento, más tarde afirmó en Twitter que " habrá castigo para los culpables y absolución para los inocentes ".

Previo al discurso del Trump, el vicepresidente Mike Pence enfatizó los logros de la administración y en relación a sus rivales del Partido Demócrata, resaltó incluso que México hace más por Estados Unidos que ellos.

Buscará permanecer cuatro años más en el poder.

Constantes crisis en el extranjero, escándalos interminables, disputas personales, la adulación de tiranos por parte del presidente, conversaciones sobre un juicio político y una presidencia imposible de ignorar que ha irrumpido en la vida de todos los estadounidenses en un agotador período de dos años y medio complicará la narrativa de Trump en esta ocasión.

Pero las primeras encuestas internas de su campaña no han sido halagüeñas: le daban apenas el 39 % de la intención de voto en Pensilvania, el 41 % en Wisconsin, y siete puntos menos en Florida que el favorito en la carrera demócrata, el ex vicepresidente Joe Biden.

La celebración del primer mitin en Orlando revela la apuesta especial de la campaña por Florida, un estado que Trump ganó en 2016 pero que Obama conquistó tanto en 2008 como en 2012.