Global

Condenan a dueño de perra citada a un juicio en España

Condenan a dueño de perra citada a un juicio en España

El Juzgado de lo Penal Número 1 de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a un año de cárcel al hombre que tiró a su perra a la basura en Tenerife cuando se encontraba gravemente herida tras ser atacada por otros perros de su propiedad en octubre de 2012, al considerarlo culpable de un delito de maltrato animal. Salvó su vida gracias a que unos vecinos la rescataron antes de que fuera triturada por un camión de la basura.

El cruel hecho ocurrió en Santa Cruz de Tenerife, en 2012.

Luego de un mes de intenso tratamiento, Milagros fue rescatada por su actual cuidadora.

La sentencia también condena al acusado a pagar a la protectora de animales por los gastos de su curación y a no tener animales domésticos durante tres años.

La autoridad judicial acede a la petición de la representación del Ministerio Fiscal y deniega al acusado la suspensión condicional de la pena.

"Tengo más ganas de salir campeón por Messi que por mí" — Agüero
La camiseta 10 de la selección la hizo importante el Diego , pero después a mí no me cambia nada llevar el 10, el 11 o el 9. El desafio es ahora la Copa América con Argentina , aunque avisó que no llegan como candidatos.

La suspensión de la condena "no generaría enseñanza ni doctrina", ni sería "disuasoria para los ciudadanos", argumenta la juez.

En lugar de prestarle la asistencia debida, dice la autoridad judicial, "actuando con ánimo de darle muerte", el acusado "introdujo a la perra en una maleta azul a modo de trolley pequeño, que cerró con cremallera, sin que la perra pudiera moverse ni respirar, y la llevó, tal y como presenció un vecino desde su balcón, a un contenedor de basura, cerrando el container y marchándose del lugar".

Para la magistrada, que aplaude la actuación ciudadana por rescatar y cuidar a Milagros, "es importante visibilizar este maltrato" y dictar sentencias que trasladen a los ciudadanos más empatía por los animales y que generen "biofilia".

En la sentencia, se comprueba la realidad científica de que los animales son seres sensibles y que su maltrato vulnera "las obligaciones biológicas-bioéticas" que con ellos tienen los seres humanos. "Hemos de ser intransigentes con este tipo de hechos" y el Estado debe proteger a los animales de estos actos, señala la jueza, que advierte "cierto sadismo" en la conducta del acusado puesto que el camión de la basura hubiera "despedazado" viva a la perra.