Global

¡Terrible! Salió de fiesta con unos amigos y terminó sin pene

¡Terrible! Salió de fiesta con unos amigos y terminó sin pene

Un hombre en China vivió el peor momento de su vida tras despertar de una noche de copas y encontrarse con que le habían cortado el pene.

El hombre, de 44 años, avisó de inmediato a sus familiares que lo socorrieron llevándole a los centros médicos más cercanos, pero en ninguno de ellos los equipos médicos tenían la capacidad de hacer la cirugía para colocar el pene en su lugar.

Una aterradora sorpresa se llevó el chino Tan Nan, tras despertar luego de una noche de fiesta.

La familia tuvo que ir a unos siete hospitales, pero se negaban a atenderlo ya que no contaban con el personal especializado para realizar una intervención de esa naturaleza, hasta que llegaron al hospital Xiangya, ubicado en Changsha, China, en donde fue necesario la participación de un equipo multidisciplinario de cirujanos para reimplantarle el miembro a Tan.

Aunque el incidente se reportó el 7 de mayo, no fue hasta esta semana que trascendió a medios internacionales por reportes como el de Sanxiang City Express. Bebió casi medio litro de baijiu, un tipo de vino de arroz chino fuerte, con un contenido promedio de alcohol del 45 por ciento. A la mañana siguiente se despertó en su casa gritando cuando se dio cuenta de que alguien le había cortado el pene a unos dos centímetros de su raíz.

Muere atropellado un repartidor de Glovo en la Gran Via de Barcelona
Glovo hizo público ayer un comunicado donde aseguraba que seguía "colaborando" con las autoridades para confirmar las causas del accidente.

El pene cortado estaba colgando de su cuerpo conectado con un pequeño trozo de piel.

El médico Wu Panfeng, quien trabaja en el Departamento de Microcirugía de Mano del hospital Xiangya, fue quien lo operó aseguró que restauró los tejidos esponjosos, los vasos sanguíneos y la uretra de Tan.

El doctor Wu Panfeng fue el encargado de asistir al herido.

Luego de la reconstrucción se espera que el paciente pueda orinar por sí solo en dos o tres semanas.

Por su parte, Tan no denunció el hecho a la policía ni dijo quien pudo haberle cercenado el pene.