Global

Mujer se suicidó tras difundirse un video sexual suyo en su trabajo

Mujer se suicidó tras difundirse un video sexual suyo en su trabajo

Durante la semana pasada comenzaron a haber en la factoría fuertes rumores que hablaban de la existencia de un vídeo de carácter sexual de una de las compañeras de trabajo en la fábrica y fue unos días después, cuando el material pornográfico se viralizó y llegó a los terminales móviles de todos sus compañeros; incluido su marido, que sufrió un ataque de ansiedad cuando vio el documento, como así indica el Diario El Mundo al hacerse eco de esta noticia.

Lo que más le preocupaba es que el video llegara a manos de su marido, lo cual ocurrió el pasado viernes, y fue tal su ansiedad que no pudo concluir su jornada laboral y el sábado decidió quitarse la vida. Tal y como han detallado dos compañeros de la fallecida pertenecientes al sindicato de CGT: "Únicamente quería que la historia pasase e intentar estar otra vez tranquila". Asimismo, el hombre reveló que "había miradas, gente que iba al puesto de trabajo para ver quién era la compañera", motivo por el que Verónica sufrió mucha presión e incluso acudió al departamento de recursos humanos, detalló RT.

"Se puso muy nerviosa y se tuvo que marchar de la fábrica porque no aguantaba la presión, tanto aquí como de su entorno familiar", explica una compañera de trabajo de la fallecida.

Increíble gol del árbitro en el fútbol holandés
En un encuentro perteneciente a la liga amateur más importante de Holanda , un juez convirtió un gol y lo convalidó . El tanto fue acreditado al delantero Kyle Doesburg y el marcador final fue 4-2. ¡Está para su selección!

Considera que "todos y cada uno de los compañeros de Verónica" tienen parte de responsabilidad en esta tragedia, incluidos "los que recibieron el vídeo, los que lo difundieron y los que lo vieron ". Por un lado, por parte de la propia fábrica al no haber hecho nada desde un comienzo, y, por otro, también de los propios trabajadores al haber difundido las imágenes.

Sus compañeros se han concentrado a las puertas de la empresa, quieren "que no vuelva a pasar" y "que se respeten a las personas". El Comité de Empresa ha pedido una reunión y exige que se depuren responsabilidades. Hay algunas variantes: si la grabación es consentida pero no así su difusión puede ir de tres meses a 1 año de prisión; si no hay consentimiento ni en la grabación ni en la difusión aumenta hasta 5 años; y si es un vídeo de contenido sexual o la víctima es menor la condena puede llegar hasta 7 años. Por eso, los expertos advierten: no podemos convertirnos en testigos mudos.