Negocios

Monsanto, a pagar US$ 2.000 millones a pareja con cáncer por glifosato

Monsanto, a pagar US$ 2.000 millones a pareja con cáncer por glifosato

Un jurado ordenó el lunes al gigante agroindustrial Monsanto Co. que pague un total de 2.050 millones de dólares a una pareja que aseguró que el popular herbicida de la compañía Roundup Ready les provocó cáncer.

El jurado ha concluido que Bayer era responsable de la enfermedad de Alva y Alberta Pilliod, un linfoma no Hodgkin.

A esos 2.000 millones de dólares -1.000 millones por persona- se suman otros 55 millones también concedidos a Alberta y Alva Pilliod a modo de compensación por pérdidas económicas, perjuicio moral, etc.

El herbicida se diseñó de forma incorrecta, la empresa no advirtió de sus riesgos y actuó de forma negligente, según el tribunal.

"A diferencia de los dos primeros juicios de Monsanto, donde los jueces limitaron severamente la cantidad de evidencia de los demandantes, finalmente se nos permitió mostrar a un jurado la montaña de evidencia que muestra la manipulación de la ciencia, los medios y las agencias reguladoras de Monsanto para enviar su propia agenda a pesar de que Roundup causa un daño severo al reino animal y la humanidad", señaló el abogado Michael Miller, quien fue coautor del juicio junto con Wisner.

Ingrid Coronado sorprende con inesperada aparición en el programa 'Hoy'
Al inicio del programa todos los conductores de la televisión mexicana aparecieron bailando hasta que Legarreta dijo: "Mire nada más esta sorpresa".

Los abogados de la pareja informaron que existen más de 13 mil 400 demandas pendientes contra el Roundup en las distintas cortes de justicia de Estados Unidos.

El veredicto fue la tercera derrota judicial para Bayer en los casos en los que responsabilizan al herbicida Roundup de causar cáncer.

En un comunicado, la firma alemana Bayer -que adquirió Monsanto en mayo de 2018- expresó su "decepción" respecto de la decisión del jurado, y anunció que apelará la sentencia, pues los productos derivados del glifosato -el principio activo del Roundup- pueden ser usados sin riesgo para la salud.

El dictamen representó un grave revés para el gigante alemán Bayer, que el año pasado compró Monsanto por USD 63 mil millones, y que ya fue condenado en un juicio similar celebrado en agosto en Estados Unidos. Sin embargo, Bayer alega que décadas de estudios de la empresa e independientes consideran que el glifosfato del Roundup es seguro para el uso humano.