Cultura

Doris Day, leyenda de Hollywood, murió a los 97 años

Doris Day, leyenda de Hollywood, murió a los 97 años

La leyenda de Hollywood, Doris Day, falleció este lunes a los 97 años de edad por complicaciones asociadas a una neumonía, confirmó la Doris Day Animal Foundation. "Había gozado de excelente salud física para su edad, hasta que hace poco contrajo un caso grave de neumonía, que resultó en su muerte", anunciaron desde su fundación. Sus comedias románticas, muchas de ellas en compañía de actores como Rock Hudson, fueron grandes éxitos de taquilla, y en ellas mostraba también su talento como cantante. En 1968 rodó su última película, El novio de mamá, y empezó su programa de televisión The Doris Day Show, que se mantuvo en pantalla hasta 1973 y con el que pudo solucionar sus problemas económicos.

Cuando se retiró del cine, se centró en labores de activismo por los derechos de los animales.

Casada en cuatro ocasiones, tres de las cuales concluyeron en divorcio, Day siempre mostró escepticismo ante el amor y el romanticismo.

En el 2004, Day recibió la Medalla de la Libertad de la Casa Blanca, por sus logros artísticos y su rol como defensora de animales. En paralelo, su trayectoria como cantante le hizo ser una de las voces más reconocible del jazz.

AS Roma vs. Juventus - Reporte del Partido - 12 mayo, 2019
En concreto, fue en una pelea dialéctica con Alessandro Florenzi , capitán del equipo de la capital italiana. El portugués criticó la estatura del futbolista rival durante la discusión.

Además, fue estrella de decenas de películas de los años 50 y 60.

Uno de esos ejecutivos se convirtió en su tercer marido, el agente y productor Martin Melcher, que marcaría, para bien y para mal, el resto de su carrera. A su muerte en 1968, Day descubrió que él había contraído numerosas deudas.

A lo largo de su carrera, Day quiso defender su imagen de estadounidense amable, rechazando en 1967 la posibilidad de encarnar a la señora Robinson en "El graduado", al considerar demasiado atrevido el papel de esa madre que quiere seducir a un joven e inocente Dustin Hoffman. Ganó la demanda y éste tuvo que pagarle 20 millones de dólares.