Global

Muere la última hembra de tortuga gigante de caparazón blando del Yangtzé

Muere la última hembra de tortuga gigante de caparazón blando del Yangtzé

La última hembra de tortuga gigante de caparazón blando del Yangtzé ha muerto en China, según medios estatales, lo que potencialmente condena a la especie a la extinción.

La hembra murió el sábado después de una inseminación artificial en el zoológico de Suzhou en la provincia de Jiangsu, este de China y ahora sólo quedan tres en el mundo.

Según este medio la muerte no se debió a complicaciones por el intento de inseminación artificial, aunque este punto será determinado tras los resultados de la una autopsia para determinar la causa de su fallecimiento.

Desde el año 2008 los expertos habían tratado de fecundarla 4 veces, pero lamentablemente ninguna de las intervenciones tuvo el éxito esperado.

Una madre compartió fotos de su hijo víctima de bullying
Según la madre del menor, el chico fue golpeado varias veces en la boca y en la nariz por otros alumnos de la institución. Me comentan mamás de otros grupos y del grupo de mi hijo que él es víctima de bullying por parte de sus compañeros.

Las informaciones apuntan a que ahora solo quedan tres ejemplares vivos en el mundo: un macho en este mismo zoológico chino y otras dos tortugas en Vietnam, cuyo sexo no se ha confirmado hasta el momento. Los encargados trataron de reanimarla durante 24 horas y extrajeron su tejido ovárico para guardarlo en nitrógeno líquido con el objetivo de seguir intentando otros procedimientos.

La especie, cuyo nombre científico es Rafetus swinhoei, crece hasta 100 cm y pesa hasta 100 kg.

Cabe mencionar que de acuerdo con la organización Wildlife Conservations Society, la tortuga gigante de caparazón blando del Yangtzé es la especie de tortuga en peligro de extinción en mayor riesgo en el mundo debido a la caza y la destrucción de su hábitat.

Tras no ser incluidas en la lista de especies amenazada que el Gobierno chino elaboró en 1989, el número de tortugas de caparazón blando del Yangtsé fue descendiendo.