Global

Mujer da a luz, tira a su bebé y regresa a fiesta, en Rusia

Mujer da a luz, tira a su bebé y regresa a fiesta, en Rusia

Interrogada por la policía, la mujer admitió que no deseaba al bebé, y que lo había desechado para seguir bebiendo con sus amigas.

En Rusia, una mujer identificada como Yulia de 31 años de edad dio a luz en una fiesta y sin siquiera conocer el sexo de su bebé, decidió tirarlo a la basura.

Después de deshacerse del niño, Yulia regresó a su departamento y continuó la fiesta con sus amigas.

La víctima pasó unas dos horas abandonado en una temperatura aproximada de 75 ºF hasta que una mujer lo escuchó llorar y avisó a la Policía. Según los informes, le diagnosticaron hipotermia.

La comisionada para los derechos de los niños de la región, Ekaterina Mukhina, dijo que los médicos habían "salvado literalmente" al infante y habían rendido homenaje a los médicos, informo el medio digital Mirror.

Los agentes encontraron a Yulia en estado de ebriedad. Al revisar el baño, hallaron sangre y otros indicios de que allí había ocurrido el parto.

¿Dónde está Carmen Sandiego? Google te reta a encontrarla
Esta búsqueda le llevará desde Londres a Sídney, pasando por Tokio , Río de Janeiro y Dubái . Una escena del juego donde se debe seguir a una ladrona profesional por todo el mundo.

Supuestamente, dijo a los oficiales que tiró al niño para poder seguir festejando con sus amigos, y que no quería a su hijo.

Su madre ha sido acusada de intento de asesinato de un bebé recién nacido.

La portavoz del Comité de investigación, Anzhelika Yevdokimova, dijo: "La madre aceptó que no quería a este bebé".

"Yulia ni siquiera tuvo que cortar el cordón umbilical, ya que se había caído por su cuenta". Puede que el alcohol le relajara los músculos y el parto fuera rápido y sencillo.

Luego, regresó a beber con sus amigos, quienes no notaron nada de lo sucedido. La madre trabajaba como limpiadora de calles, tiene dos hijos de tres y cuatro años, por lo que le quitaron la custodia de los menores, quienes serán mandados a un orfanato.

La mujer enfrenta hasta cinco años de prisión si es declarada culpable.